Emprendedores

Cómo prepararse para ir a una entrevista de trabajo

La entrevista

Tras mandar currículos y apuntarnos a toda cuanta oferta de trabajo nos ha interesado nos llaman para una entrevista de trabajo. Hemos conseguido un gran paso pero ahora debemos saber cómo prepararse para ir a una entrevista de trabajo.

Es conveniente estudiar la empresa y el puesto que nos ofrecen. Hoy en día Internet es una gran herramienta que nos permite conocer noticias y datos sobre cualquier empresa: si están expandiéndose en otros mercados, si sus clientes tienen muchas quejas, si pasan por problemas económicos, etc. En la entrevista conviene mostrar que sabemos cuáles son los puntos fuertes de la empresa y hemos estudiado cómo desde el puesto que nos ofrecen podemos potenciarlos o mejorar los puntos débiles.

Si la entrevista la hemos conseguido enviando un currículo y carta de presentación es importante releerlos el mismo día de la entrevista para tener fresco en la memoria qué puntos destacamos en ello. Hemos enviado varias cartas de presentación a diferentes empresas y no queremos que los nervios nos traicionen y empecemos a hablar de una empresa de la competencia.

Una de las reglas básicas es nunca llegar tarde a una entrevista, así que intentaremos calcular el tiempo de trayecto entre nuestra casa y la empresa dándole un margen adicional de 10 minutos para cubrir imprevistos. Si tenemos la posibilidad es preferible simular la ruta unos días antes y preferiblemente en el horario del día de la entrevista: quizás pasemos por una zona de colegios que a primera hora de la mañana está colapsada mientras que por la tarde es tranquila. En caso de duda es preferible esperar en la calle para hacer tiempo que llegar tarde, corriendo y nervioso.

Prepararemos la ropa que queramos usar el día antes para no encontrarnos con sorpresas en el momento de salir hacia la entrevista. Si no sabemos cómo vestir para una entrevista de trabajo como nos dicen en blogtrabajos.com podemos resumirlo en que la vestimenta debe estar adaptada al trabajo y que siempre iremos vestidos de forma formal pero sin excesos.

Quizás sea buena idea que vayamos a la peluquería para quedar perfectos.