Padres

Cómo ser un buen padre (divorciado)

parents fighting and child stuck in between isolated on white

Ya sabemos lo duras que son las separaciones… Y si hay hijos de por medio. En estos casos, hay que decirlo, la mayoría de los padres demuestran ser poco paternales y muy vengativos. Lo que se toma en cuenta es que los hijos no son un botín de guerra o un privilegio o una forma de chantajear y obligar al contacto. Se trata de personas que, tarde o temprano, se darán cuenta de los comportamientos mezquinos y, ciertamente, tendrán una visión más objetiva para juzgar a su padre. De manera que lo mejor es esforzarse en ser un buen padre.

Como divorciarse y no dejar de ser un buen padre

No acuses a su madre. No conviertas a tus hijos en escuchas de tu martirio, y deja de quejarte de lo que hizo o dejo de hacer su madre. Estás hablando con niños, por amor de Dios.

Respeta a la ley. Cumple con lo que marca la ley: entrega la pensión, respeta los horarios… No des argumentos para que se hable mal de ti.

Comparte responsabilidades. Las idas al cole, las visitas al médico, las vacaciones… En lo que se refiere a tus hijos, no estás divorciado. Sigue siendo el padre que debes ser.

Prepara espacios. En las visitas que te correspondan, no compartas otras obligaciones. Haz espacios en tu vida para tus hijos: físicos (una habitación en tu casa) y de tiempo en tu agenda.

No les ocultes tus nuevas relaciones. Tienes derecho a otra vida… Lo entenderán como no entenderán que les mientas.

 

  • Pingback: Cómo ser un buen padre | Blog Peques