Belleza

Cómo ser un calvo elegante

arriving at the Surrogates Premiere

Una de las mejores opciones que tiene un hombre para poder cuidar su aspecto es conocerse bien y poder disimular los defectos que tenemos. Uno de los más importantes es la calvicie. Una calva poco cuidada y no llevada adecuadamente es antiestética. No es un problema en sí ser calvo. Lo que sí es un fallo es no saber llevarla con elegancia.

La genética puede jugar en nuestra contra ya que la calvicie suele ser hereditaria. Una cosa que hay que dejar clara es que todos perdemos cabello. La diferencia está en la rapidez con lo que lo perdemos. A pesar de eso, hay algunas soluciones a las que prestar atención para llevar la calvice no solo con dignidad sino con elegancia. Lo primero es prevenirla y evitarla, en la medida de lo posible, y para ello hay una serie de avisos que nos previenen ante la pérdida de pelo:

  • Uno de los primeros síntomas de la calvicie lo encontramos en la almohada. Si amanece permanentemente llena de pelos y lo mismo nos ocurre con el peine, es un aviso claro de que la alopecia está llamando a nuestra puerta.
  • Una dieta equilibrada es uno de los mejores aliados para alimentar tu cabello. Alimentos que nos nutran de vitaminas A, B y E( frutas y verduras), nos ayudarán a fortalecer nuestro cabello.
  • El estrés es otro de los principales causantes de la caída de cabello. En el mundo actual, las tensiones, ya sean familiares o profesionales, pueden ser un facor acelerador de la caída del cabello. Para ello, hay que tratar de mantener la calma en la medida de lo posible.

Pero no todo está perdido. Si aún así nos vemos obligados a vivir con nuestra calvicie, no hay que acomplejarse. Sin pelo también se puede ser un calvo elegante, interesante y resultar atractivo. Para ello, debemos cuidar nuestra imagen y aspecto sin caer en excesivos adornos. Además, para los implantes capilares siempre habrá tiempo. Algunas sugerencias que debemos contemplar para trata de ser un calvo elegante:

  • Raparse la cabeza. Lo principal es intentar vivir sin complejos y saber que la calvicie no debe ser como una sentencia de muerte para nosotros. Hay multitud de famosos que han aceptado su calvicie y se han rapado la cabeza con el objetivo de seguir siendo elegantes sin pelo (sin ir más lejos, Bruce Willis en La Jungla de Cristal).
  • Complementos. La evolución de la moda masculina nos proporciona una gran variedad de complementos entre los que elegir para llevar nuestra calvicie con la mejor cara posible y a la última. Tenemos boinas, gorros y sombreros que nos pueden aportar un toque de distinción único en nuestra cabeza y disimular la falta de cabello. El uso de sombreros está en pleno auge: hay que saber aprovecharlo.
  • Gafas de sol. No disimulan nuestra calvicie pero nos aportan un punto de elegancia si sabemos combinarlas adecuadamente. Unas gafas ovaladas o redondas pueden proporcionar una combinación perfecta entre una cabeza rasurada y una cara a juego y dotar a nuestro rostro de personalidad.
  • Barba. Que perdamos nuestro pelo en la cabeza no significa que lo perdamos en el resto del cuerpo. El vello facial nos brinda dos opciones que están de moda en estos últimos años: lucir barba o dejarse bigote marcando personalidad.
  • Adaptación. Lo más importante de todo es saber adaptarse a los cambios que sufre nuestro cuerpo. Si nos estamos quedando sin pelo no hay nada peor que dejarnos una cola de caballo para tratar de compensarlo. Es un síntoma claro de complejo ante la caída del cabello y queda ridículo, se tengan 20 o 50 años.