Sex and Life

Cómo sobrevivir al gatillazo

boiled sausage

Es un escenario de pesadilla: estamos en el sitio en el que queremos estar, en la mujer en la que queremos estar, dando lo mejor de nosotros, y ella da lo mejor de sí y… FAIL!. Houston, tenemos un problema. El encendido no funciona. La masa no se esponja, no importa cuanto amasemos… Dado el caso: ¿Cómo se sobrevive al gatillazo?

1. No te culpes. Si sencillamente tu amigo no está por la labor, no te culpes ni dramatices: le pasa alguna vez a todo el mundo. Hay que quitarle hierro al asunto, y asumir que como muchas de las cosas que involucra el sexo, hay un componente de suerte involucrado. ¿Qué se hace cuando se falla un penal? Se espera la siguiente oportunidad.

2. No la culpes. Lo peor que se puede hacer con un gatillazo es culparla a ella de lo que te ha ocurrido. Que si se movió muy aprisa, que si no se movió, que si te mordió, que si no… La disfunción eréctil no es culpa de nadie, y mucho menos de ella.

3. Usa otras alternativas. La verdad es que un ataque de impotencia no debe preocuparte en términos de satisfacción de tu pareja: hay otras partes de tu cuerpo (otras herramientas) como lengua, dedos, labios que podrán hacer el trabajo que tu pene se negó a realizar… Explora oda las opciones posibles.

4. Prepara mejor tu próximo asalto. Por ejemplo: consume la comida del amor, los alimentos que te ayudan a tener mejor sexo.