Emprendedores

Cómo tener una formación continua

Formación

Las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo tal y como lo conocíamos hace unas décadas. Los negocios no se limitan únicamente a nuestro entorno más cercano sino que pueden llegar a tener un alcance mundial. Así mismo las nuevas tecnologías implican la aparición de nuevas formas de comunicación con nuestros amigos pero también con nuestros clientes y proveedores. Debido a estos rápidos cambios es necesario que vayamos adaptándonos y tener una formación continua que nos permita no perder el tren.

Aunque todos sabemos hacer nuestro trabajo es posible que existan formas más eficientes o eficaces de realizarlo. Para ello en las empresas se pueden realizar auditorias externas que, gracias a tener una visión diferente, detecten mejoras en los procesos y sistemas de nuestra empresa. Estos cambios en los procesos o materiales con los que trabajamos deberían incluir cursos de formación para trabajadores específicos que les facilite el cambio de tecnología o procedimiento. Es por ello que actualmente podemos decir que la formación de cualquier persona es continua: ya no se limita sólo a la época de estudiante.

Si bien esta formación dentro de la empresa suele estar regulada por la misma, gracias a las nuevas tecnologías, todos podemos estudiar y profundizar en aquellos temas que tengamos especial interés. Existes muchos servicios de formación presenciales que dan cursos de casi cualquier especialidad, pero suelen implicar una dificultad en compatibilizar los horarios con los de nuestro trabajo.

Para evitar estos problemas horarios una alternativa válida y efectiva es la formación on-line, gratuita o de pago, ya que nos permite formarnos en los horarios que más nos convengan. Esta ventaja implica el gran inconveniente de este tipo de formación: hace falta una mayor constancia e implicación seguir estos cursos ya que no hay un horario fijo que nos obligue a estudiar.

Esta formación on-line puede ser ofertada por empresas de formación presencial, ya sea academias o universidades, o bien por otras que sólo den el servicio por Internet. Como en el resto de campos de nuestra vida antes de contratar nada hay que revisarlo bien.