Emprendedores

Cómo tomar buenas decisiones

business path choice

Tomar una buena decisión es todo un arte que no se puede ni se debe apresurar, pero que no siempre es fácil. Siempre que se elige una alternativa, nos quedamos con la sensación de que hemos elegido mal. No confiamos en nuestros instintos, aunque todas nuestras decisiones dependan de ellos… ¿Cómo podemos tomar buenas decisiones sin que la ansiedad y los remordimientos hagan pasto de nosotros?

Para tomar buenas decisiones, hay que ser conscientes de que la toma de esta o aquella alternativa es un proceso, y que cada vez que obviemos el proceso, podríamos cometer un error. ¿En qué consiste exactamente el proceso de tomar decisiones?

1. Analizar el problema. Hacerlo permitirá evaluar qué opciones tenemos para resolverlo. La mejor manera de hacerlo es dividir al problema en sus partes, etapas o componentes, para de esa manera encontrar qué es lo que está fallando.

2. Estudia la información. La información resultante del análisis de problema debe ser analizada de nuevo, pues de ese modo podrás revisar si los pros y los contras de cada una de sus alternativas de solución.

3. Convierte las alternativas en posibilidades. Proyecta los escenarios de aplicar cada una de las alternativas de solución posibles. De ese modo verás cómo funciona esta o aquella decisión sobre el conjunto, y cuál será más efectiva en sus consecuencias y resonancias para ti.

4. Actúa a tiempo. Hay que marcarse un límite del estudio del problema y del momento en que una decisión es viable. Hay que actuar según los escenarios en el momento oportuno, que no es ni antes ni después.