Estilo

Cómo vestirse para ir a la playa

Couple on the Beach

Algunos hombres cuando van a la playa apuestan por modelos demasiados informales, dejándose el estilo en casa. Te daremos unos consejos sobre cómo vestirse para ir la playa.

El verano y el ocio invita a vestir con modelos cómodos donde todo gira en torno al bañador. Los más comunes son los que llegan a la altura de la rodilla, las clásicas bermudas. Cada año puedes renovar tu vestuario ya que aparecen nuevos modelos. También tienes la posibilidad de vestir con un slip, también conocidos como turbos. Conseguirás con ellos un mejor bronceado, pero hay que tener un cuerpo diez. Queda horrible si por encima de ellos sale una barriga. Este verano triunfan los colores llamativos.

Para los hombres más altos siempre es una buena alternativa el traje de baño tipo surfer. Tiene que llegar más o menos hasta las rodillas, pero en el caso de que seas bajo y te llega más abajo no luce igual.

Cuando vamos a la playa optamos por camisetas de baja calidad, pero es mejor que las reserves para otro día, porque lo ideal es que apuestes por prendas amplias con colores lisos y alguna grafía que combine bien con el bañador. Una buena alternativa pasa por vestirse con un polo marinero. Olvídate de la clásica camisa con el traje de baño, entre ellas las míticas hawainas. Queda horrible. Otra cosa es que acudas a una isla desierta en Camboya, donde no tendrás que soportar el qué dirán.

Las chanclas, imprescindibles:

Evita en todo momento las zapatillas deportivas y los mocasines. Si quieres acertar basta con que uses unas chanclas. Resultan muy cómodas y por el precio puedes tener varios modelos para combinar con el traje de baño. Puedes mojarlas o mancharlas sin problemas.

Otros accesorios que no deben de faltar en tu bolsa cuando vayas a la playa son las gafas de sol, un sombrero o gorra sencilla o un reproductor de música para escuchar a tus artistas favoritos mientras tomas el sol

 

  • Dario M. Ventura

    Debería ser menos complicado, es menos ropa la que llevas puesta…

  • Pingback: Qué ver en Ciudadela