Padres

Cómo viajar con los niños sin que sea una tortura

Cómo viajar con los niños sin que sea una tortura

Una de las experiencias más extremas como padres es la de viajar con un niño… Y es que el tiempo para los pequeños es una experiencia muy pero que muy diferente de lo que es para un adulto, y no siempre lo llevan bien. Si has experimentado el ciclo de la eterna cantaleta “¿Falta poco?” durante horas y horas, aquí te damos algunos consejos para que tu viaje sea más tranquilo y placentero la próxima vez que viajes con tus hijos.

¿Cómo viajar con tus hijos?

 

1, Ignora a los idiotas (y no seas uno de ellos). La parte más dura de viajar con niños en un avión o autobús, son los demás pasajeros que deben soportar las quejas e inquietud de tus hijos. La mejor manera de conciliar con este malestar es ignorarlos… No hagas del viaje un suplicio para los niños por complacer a desconocidos. En la medida que estés menos ansioso, se lo llevaran mejor.

2. Planea estratégicamente. Antes de salir de viaje, según las horas que se deban pasar en el aire o por carretera, haz un plan. Lleva comida y bebida suficiente (no confíes en las líneas comerciales) y todo lo necesario para que tus hijos de entretengan: dispositivos, libros, juguetes… No temas llevar el espacio con todo lo que lleves a bordo. Es mejor el equipaje de más que un niño aburrido.

3. Elige la parte trasera. Sea en un vuelo o en un autobús, elige para tu familia la parte trasera del transporte: gozarás de más espacio y estarás fuera del radar de los demás pasajeros. Además, estarán cerca de los aseos, que siempre es una ventaja.