Padres

Consejos para sobrevivir a la vuelta al cole

Young family, parents with children,  playing in a field

Se acaba el mes de Agosto y con él llegamos al final de las vacaciones escolares de los hijos. El mes de Septiembre es uno de los más difíciles para un padre. El final de las vacaciones de los hijos se junta con la vuelta al cole y el final de nuestras vacaciones. La vuelta a la rutina del día a día puede hacerse muy dura.

Más estrés y mayores gastos se unen a una situación que genera un gran nerviosismo en las familias. El trabajo de los padres y la vuelta al cole de los hijos suponen menos tiempo para dedicarlos a ellos y la vuelta al ritmo normal de vida.

A pesar de eso, hay que afrontar esta nueva etapa del año con la suficiente confianza y fuerza para los retos de la nueva temporada. En Septiembre no solo está la Liga de fútbol de vuelta. El cole también vuelve y podemos seguir unos consejos para sobrevivir a la vuelta al cole.

-Depresión postvacacional. El mes de Agosto es el mes por excelencia de vacaciones en España. Y el mes de Septiembre es el mes más proclive a las depresiones postvacacionales de los mayores, sean padres o no. Es un momento tenso que no debemos trasladar a nuestros hijos contagiándole esa tristeza y ansiedad por la vuelta al trabajo.

-Adaptación. Hay que adaptarse a la nueva situación lo antes posible. De nada sirve lamentarse de que se nos han acabado las vacaciones y no afrontar la vuelta al trabajo y al cole. Hay que cambiar el chip lo más rápidamente posible para que nuestros hijos también lo hagan.

-Evitar la sobreprotección. En las vacaciones de verano la relación entre padres e hijos es mucho más estrecha y cercana. Lejos de las obligaciones escolares, lo que predominan son los juegos y las actividades recreativas. Al volver a la rutina, hay que evitar la sensación de que al dejar a los pequeños en la escuela los enviamos a la guerra o a sufrir. Si notan esa actitud, los niños la pueden asumir como propia y sentir rechazo ante la vuelta al cole.

-Positivismo. Hay que inculcar a nuestros hijos que ir al colegio no es solo una obligación sino que es un lugar en el que pueden aprender muchas cosas y hacer nuevos amigos que pueden durarle durante años. Mostrando los padres una actitud positiva hacia el colegio, los hijos acudirán con más ilusion al cole.

-Ayuda. No hay que tener miedo a pedir ayuda, sobre todo a los abuelos, para llevar a los niños al colegio o para recogerlos. Lo ideal sería hacerlo nosotros, pero existirán momentos en los que no sea posible.

-Compartir momentos. En la medida de lo posible, debemos procurar dedicar algún momento del día a nuestros hijos. Ya sea en la comida, al final de la tarde ayudándolos a hacer las tareas o jugando con ellos o bien en la hora de la cena. De esta manera, la transición de las vacaciones a la rutina escolar será más llevadera.

-Cambio de rutinas. Uno de los mejores trucos para que nuestros hijos se adapten cuánto antes a la vuelta al cole es cambiar sus horarios un poco antes de empezar el colegio, no solamente el día de la incorporación al cole. Por ejemplo, levantarlos unos días antes a la hora a la que tendrían que despertarse para acudir al colegio. Y a la inversa, en los primeros días de colegio mantener algunas de las rutinas propias del verano: ir a la piscina, jugar con ellos en el parque.

Lo más importante es que la transición del verano al cole sea lo menos traumática posible, tanto para nosotros cómo para nuestros hijos.