Relaciones

Cosas asquerosas que no les importan

Cuando la vida en pareja comienza, hay una serie de licencias que se establecen y que pueden hacer nuestra vida más sencilla. Según estudios recientes, las mujeres tienden a ser más permisivas con su pareja estable, y hay una serie de cosas asquerosas que se nos permiten hacer, aunque antes estuvieran fuera de la cuestión.

Cosas asquerosas que puedes hacer

Un estudio reciente ha demostrado que, en lo que se refiere a las mujeres, de existir alguna excitación sexual, aquellas cosas que antes les parecían asquerosas ya no lo son tanto. Algo que también vale para la vida en pareja. Algo que debemos aprovechar para realizar libremente algunas de las cosas asquerosas que, lo sabemos, son vitales para la conformación de la masculinidad.

Eructar. Es perdonable si ocurre a mitad de un beso, pero nunca en una cena con amigos. Lo esencial es que si ocurre, no se rompa la etiqueta.

Tirarse un pedo. Los gases son molestos por razones obvias, pero si se nos escapa en plena faena, es totalmente perdonable, siempre que no perdamos la concentración.

Vello corporal. Olvida la depilación: un poco de hombría Neanderthal no viene mal, especialmente si la mata está en el pecho.

Mal aliento. No hay que tomarlo como una condición para evitar el acto amoroso mañanero. Es ridículo interrumpirlo para lavarse los dientes.

Ropa interior sucia. ¿Alguna mancha olvidada? No te preocupes: ella sólo verá el sexo que hay debajo de esa ropa. ¿Quién quiere llevar topa interior en esos casos, por otra parte?