Belleza

Cuidados de la barba

Arreglar la barba

Si estás pensando en dejarte la barba, piensa que en verano nuestra piel sufre más agresiones de lo habitual debido al calor y al agua de la playa o las piscinas. Puede que sólo quieras dejártela durante las vacaciones como distintivo de que no tienes que ir a trabajar, pero si estás pensando en mantenerla debes tener en cuenta algunos cuidados de la barba.

El estilo de barba que quieras llevar es una cuestión de gustos y de adaptarnos a la forma de nuestra cara, si bien casi todos los cortes necesitan de una barba frondosa para quedar bien. Lo habitual es dejar crecer libremente el vello durante varias semanas, según la tasa de crecimiento de cada uno, antes de realizar el corte deseado. Una vez que hayas hecho los primeros recortes es complicado corregirlos, por lo que si el resultado no te gusta puede que tengas que empezar de cero afeitándote completamente.

Aunque consigamos tener la barba que deseamos el vello sigue creciendo, así que nos tocará ir recortando el pelo de nuestra barba. Esto afecta tanto al vello que crece fuera de la barba y debemos eliminar, como al que compone el modelo de barba que deberemos recortar para mantenerlo a la longitud que deseemos. La verdad es que es más fácil ir complemente afeitado que con una barba bien arreglada.

Si queremos tener la barba bien lustrosa deberemos lavarla bien cada día. Es conveniente dedicarle un tiempo a nuestra barba cada vez que nos duchemos para evitar que quede grasienta y de una sensación de mugre.

Existen cremas hidratantes y aceites especiales para barbas que aplicándose regularmente ayudarán a que nuestra barba tenga buen aspecto. Estas cremas hidratantes suelen dar un acabado mate y mantienen la barba suave y fácil de moldear; mientras que los aceites especiales suelen utilizarse para dar un brillo especial a nuestro vello facial.