Belleza

Cuidar una barba de tres días

Fashionable man with beard

Lo tienes decidido, pero te surgen muchas dudas a la hora de dejarte una barba de tres días. Te preguntas si serás capaz de recortártela con frecuencia o si conseguirás el acabado perfecto sin parecer demasiado informal.

Una barba de tres días exige unos cuidados mínimos para sacar el mayor partido a tu cara. Antes de nada es necesario que analices si este estilo va contigo. Es ideal para todos los hombres a los que les de pereza afeitarse a diario.

También es una buena opción para los que tengan un aspecto aniñado y quieren conseguir un toque de madurez. Pero si no eres capaz de mantenerla, mejor olvídalo. Una barba bien cuidada es esencial para dar una buena imagen en una entrevista de trabajo.

Cuando nos dejemos la barba de tres días hay que analizar el crecimiento natural del pelo, porque en algunos casos será necesario recortarla  a diario. Intentaremos controlar sobre todo la zona de las mejillas y la parte inferior del cuello, para que no crezca en exceso el pelo.

A la hora de recortar la barba hay que hacerlo con mucho cuidado y afeitándonos siempre en dirección del crecimiento del vello. El problema en algunas ocasiones es definir la longitud ideal de la barba.

No tiene que ser ni muy larga ni demasiado corta. Intenta que alcance los 3 o 4 milímetros para que se pueda arreglar cada dos días sin necesidad de agobiarnos ni de invertir toda la mañana en cuidarla.

La zona de la mandíbula es la más complicada de mantener. Hay que procurar en todo momento que el afeitado se haga de la manera más natural y uniforme.

No podemos olvidarnos de la exfoliación, que será importante para el cuidado de la piel, así como para la limpieza del poro de la barba. Con ello conseguiremos acabar con las células muertas y será mucho más suave el deslizamiento de la maquinilla a la hora de afeitarnos.