EmprendedoresOff topic

Curiosidades sobre los tractores

Depositphotos_2214945_xs

Si bien la mayoría está familiarizada con el término tractor, hay numerosos aspectos curiosos sobre este tipo de vehículos que llaman la atención. Hay que tener en cuenta que son muchos los tipos y variantes de tractores, que aparecieron para sustituir los trabajos que realizaban los animales, especialmente en la agricultura y la construcción. La principal clasificación es la que diferencia a los tractores apoyados sobre orugas de aquellos que se apoyan sobre ruedas. Éstas son algunas curiosidades sobre los mismos:

El porqué de las ruedas anchas y de distinto tamaño.

Uno de los aspectos característicos de los tractores sobre ruedas reside en la llamativa diferencia de tamaño de las ruedas, siendo en su mayoría las de la parte trasera bastante mayores y más anchas que las ruedas delanteras. Por lo general se necesita bastante potencia para realizar las tareas por lo que esto suele conllevar que sean máquinas pesadas. Para mejorar el rendimiento se necesita que la superficie de contacto sea grande, teniendo por tanto que utilizar ruedas anchas.

Por otro lado, la razón de la diferencia de tamaños es más sencilla de entender. Por lo general, los tractores sobre ruedas arrastran pesados remolques por lo que existe el riesgo de que dicha carga presione tanto las ruedas traseras que provoque que las ruedas delanteras pierdan contacto con el terreno, lo cual sería muy peligroso y se evita “exagerando” el tamaño de las ruedas traseras para que estas soporten de forma más efectiva el peso de arrastre.

Lamborghini, fabricante de vehículos deportivos y tractores.

Lo que pocos saben es que la llegada de Ferruccio Lamborghini al mundo de los coches deportivos de lujo se dio casi por casualidad. Y es que el empresario italiano forjó su fortuna con la fabricación de máquinas agrícolas tras la segunda gran guerra, lo cual le llevó a una vida de lujo que incluía la adquisición de vehículos de alta gama como los que fabricaba Ferrari. En aquella época eran comunes los problemas mecánicos en dicha marca, llegando a ser tal la indignación de Lamborghini que al darse cuenta de que los embragues usados por los lujosos Ferrari eran similares a los instalados en sus económicos tractores, no pudo evitar presentar una queja a los fabricantes del mismo. Al contactar con Enzo Ferrari para ello este le respondió que no podía hacer caso a las opiniones de un mero “fabricante de tractores”, lo cual encendió la chispa del proyecto de coches deportivos de Lamborghini para “vengarse” haciendo la competencia a Ferrari.

Tengo un tractor amarillo… sobre orugas.

Tras los primeros éxitos de los modelos fabricados por Alvin Lombard, la fabricación de vehículos para la construcción la revolucionó Benjamin Holt que creó una solución para que los tractores no se hundieran en los arenosos terrenos del oeste de los Estados Unidos. Holt agregó cada vez más ruedas a sus modelos hasta el lanzamiento del tractor oruga a principios del siglo veinte, que inspiró a su vez los sistemas que usaron en las Guerras Mundiales en los tranques de combate. Aunque Holt dominaba el mercado de tractores de guerra, por otro lado Clarence Leo Best dominaba el mercado de maquinaria agrícola. En vez de competir, ambas compañías unieron sus fuerzas en 1925 y formaron la Caterpillar Tractor Company, diferenciándose la línea de maquinaria para construcción al pintarla de color amarillo, color que se ha mantenido hasta ahora y que otras marcas han imitado. En la actualidad la marca fabrica multitud de máquinas incluidas gigantes excavadoras cuyas piezas son tan grandes que se necesitan varios camiones para transportarlas.

La modernidad ha llegado también a las compañías que comercian con estas máquinas, en especial si analizamos la variedad de repuestos y partes Caterpillar, que ha crecido con los años, y que permite realizar diversas operaciones con el mismo vehículo. Además desde hace unos años es posible alquilar o comprar maquinaria pesada en portales de venta online, donde encontraremos información para adquirir de forma sencilla y cómoda uno de estos ingenios de la construcción.