Padres

¿Debo alarmarme si mi hijo toca a otros niños?

Kids lying down on the leaves

En Estados Unidos, a raíz de un caso reciente, se ha abierto el debate en sí está bien que los niños se toquen entre sí. Y más concretamente se nos abre una pregunta: ¿Debo reprimir que mi hijo en edad preescolar se toque y toque a otros niños?

En concreto, si un niño de entre 4 y 5 años toca los genitales de otro niño: ¿Ello es señal de una perversión? ¿Debemos llevarle al psicólogo? En realidad, no. 

Entre los 4 y los 5 años los niños carecen de una conciencia de la sexualidad, incluso de los límites de su propio cuerpo. De manera que el hecho de tocar a otro niños es algo totalmente normal. A esa edad estamos en una etapa exploradora, y el tacto es nuestra principal herramienta para conocernos y conocer a los otros. Un niño que toca los genitales de otro niño no está realizando un acto de perversión: sólo se está conociendo a través de identificar su cuerpo en el de otros niños.

Así es: el”¿Jugamos al doctor?” es algo inocente… y necesario para evitar que desarrollemos una relación malsana con nuestra sexualidad y la de los otros.

Lo que se debe hacer en estos casos en que los niños tocan a otros es explicarle la necesidad de que respeten la intimidad y el cuerpo de sus amigos, pues violentar esos juegos sí que puede hacerles daño. Eso, y nada más.