Relaciones

Decorar una mesa para una cena romántica

Cena romántica

Si quieres celebrar un día especial o simplemente darle una sorpresa a tu pareja, puedes optar por prepararle una cena romántica en casa. Se trata de una solución económica y que debido a la privacidad de vuestra casa puede tener muy buenos resultados. Salvo que seas un verdadero desastre en la cocina, debes preparar la comida tú mismo ya que es una demostración clara de nuestro interés en ella. Todos hemos visto muchas películas pero en realidad ¿cómo hay que decorar una mesa para una cena romántica?

Una cena romántica debe conquistar por los cinco sentidos por lo que es importante dedicarle tiempo a cada uno de ellos y no dejarnos ninguno fuera de la composición. Al tratarse de una cena el sentido del sabor ya está, más o menos, controlado.

Para una cena romántica es importante mantener el comedor a media luz, de tal forma que no haya focos fuertes de luz (lámparas demasiado potentes) ni tampoco una penumbra excesiva. Por ello se suelen utilizar velas y una luz exterior que ilumine de rebote (la del pasillo o la cocina, por ejemplo). Si vas a poner velas sobre la mesa, procura que no sean demasiado altas y que el candelabro no sea tan voluminoso que impida o moleste la visión entre vosotros dos. ¿De qué sirve una cena romántica si no podéis miraros a los ojos?

Para amenizar la cena es preferible tener una música suave de fondo a volumen bajo que permita oírla pero que no moleste para hablar. Si tu pareja es rockera puedes poner música más marchosa en los entrantes y suavizarla cuando llegue el plato principal.

Aunque hay quien recomienda poner un ambientador suave, o utilizar velas perfumadas, para agradar al olfato, probablemente el mero olor a comida sea suficiente. Si estás seguro que a ella le encanta el olor a cítricos entonces utiliza un ambientador adecuado, pero en caso de duda el mero hecho de dejar la puerta de la cocina abierta ya llenará de olor el comedor.

Utiliza los manteles, servilletas, cubertería y cristalería buenos. Esta cena tiene que ser especial, así que no montes la mesa como cada día y lúcete. Obviamente al día siguiente encárgate tú de limpiar y colocarlo todo.

Una rosa, o un clavel, solitaria sobre la mesa le dará un toque romántico clásico y ayudará con su fragancia, pero no pongas un ramo entero sobre la mesa u os molestará durante la cena.