Salud y ejercicio

Dejar de fumar es necesario para tu salud

Gloved hand throwing cigarette Quit smoking metaphor

¿Difícil o fácil dejar de fumar? Estamos ante un tema bien controvertido por lo sencillo y complicado que es a la vez. Como fumadora empedernida que soy, he intentado dejar este hábito un montón de veces y tengo que confesar que hasta la fecha no lo he conseguido.

Existen innumerables opciones en el mercado para ayudarnos en el intento, parches, chicles, pastillas, charlas organizadas en los CAP, cigarrillos electrónicos, etc.

Últimamente he oído hablar de un libro cuyo título no es que sea de lo más original, “Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo”, pero la verdad es que tiene algo muy interesante que me ha dado mucho que pensar: se basa en la idea de que no es ningún trauma dejar de fumar. De pequeños y jovencitos hemos estado felizmente viviendo sin un cigarro en las manos y ¡no echábamos nada en falta! Es decir, lo natural para el ser humano es no tener ese cilindro en las manos echando humo. Lo que empieza como una moda, acaba siendo una esclavitud. Esta simple idea es lo que puede dar impulso ahora mismo para dejar de fumar. Lo novedoso e importante en esta lectura es que alivia bastante del miedo que da el creer que hay que pasar una etapa horrorosa de carencia y angustia echando de menos el cigarro. Estamos convencidos de que lo pasaremos tan mal estando sin un cigarro en las manos, que muchas veces ni lo intentamos..

Con este nuevo planteamiento de Allen Carr tengo que deciros que llevo cuatro días sin un cigarro en las manos y de verdad que ¡no es tan terrible! Por supuesto, al leer el libro al que hacía referencia antes, vuelves a ser consciente de todos los beneficios por dejar de fumar. Son cosas que sabemos, sí, pero analizadas y planteadas de una manera distinta. Las ganancias económicas al no comprar tabaco y mejorar nuestra salud ¡está solo en nuestras manos y es posible, realmente posible desde ahora mismo y sin tanto trauma como creíamos!