Belleza

Depilación masculina para el verano

young man receiving laser epilation on beauty center

Al igual que en el maquillaje, la depilación hace mucho tiempo que dejó de ser un coto reservado exclusivamente al género femenino. Los primeros en abrir la veda fueron los deportistas profesionales, principalmente ciclistas o jugadores de baloncesto en su piernas, para extenderse a otros deportes y al resto de la población. No es algo que deba extrañarnos hoy en día. Las razones para que un hombre se depile pueden ser, simplemente, estéticas. Se trata de verse bien y sentirse a gusto con uno mismo.

Con el paso de los años, los hombres hemos empezado a preocuparnos más por nuestro aspecto y apariencia. Muy unido a este desarrollo existe el concepto de metrosexualidad pero no es la única razón por la que un hombre deba y quiera depilarse. La llegada del buen tiempo y el verano es una ocasión magnífica para lucir un cuerpo depilado al igual que la clásica operación bikini. Otro motivo es por razones de salud. Pero no hay que engañarse, una de las principales causas es por indicación de las respectivas parejas. La depilación masculina para el verano es una fantástica opción para lucir cuerpo con el buen tiempo.

Si nos hemos decidido por la depilación, tenemos dos opciones. Hacerlo nosotros mismos en nuestra casa o acudir a un centro especializado de belleza para que nos realicen la depilación. Si es la primera vez que vamos a depilarnos no debemos pasarnos de listos. No se trata de un simple afeitado en la cara por lo que hay que tener cuidado con lo que hacemos ya que si no los efectos pueden ser desastrosos. La primera vez es mejor dejarse aconsejar por un experto o ir a un centro de belleza para ver cómo lo hacen y, en adelante, ya poder decidirnos a hacerlo por nuestros propios medios.

Y antes de nada, hay que decidir que zonas de nuestro cuerpo queremos depilar. No es lo mismo depilarnos los brazos o piernas que el pecho o zonas más íntimas. Podemos ser muy valientes para hacerlo pero tambíen hay que ser muy cuidadosos. Una vez tenemos claro que zona vamos a tratar, debemos saber los diferentes métodos de depilación masculina que tenmos a nuestro alcance.

-Cuchilla. Otra cosa no pero, salvo que seamos talibanes, solemos dominar la cuchilla de afeitar tras años de práctica afeitándonos la cara. Pero no es exactamente igual. En primer lugar, si empleamos la cuchilla debemos ser conscientes de que la superficie de la cara no es igual al resto del cuerpo. Los movimientos no son los mismos y tener un accidente en forma de corte es fácil. En segundo lugar, aunque nosotros tengamos nuestras propias cuchillas, es más adecuado emplear las cuchillas de mujeres porque son más suaves con lo que tendremos una depilación mucho mejor.

-Cremas. Existen cremas para casi todo hoy en día. Para depilarse también. Es um método muy usado por los hombres ya que es sencillo de utilizar, no produce dolor y los efectos son buenos y duraderos. La única desventaja evidente es que, en la mayoría de las ocasiones, no tienen un olor muy agradable.

-Cera. Posiblemente, sea el tipo de depilación masculina más temida. Y con razón. Es la que produce mejores efectos pero también es la más laboriosa y dolorosa. La cera podemos aplicarla con agua caliente, fría o tibia dependiendo del tipo de piel que tengamos siendo la caliente la más efectiva. Desde pequeños, muchos hombres tenemos el recuerdo de ver a nuestras madres o hermanas depilarse en nuestra casa y ver lo que sufrían. Y nos hacía gracia. Si recurrimos a esta técnica ahora, seguro que no nos hace tanta gracia. Este sistema es totalmente desaconsejable si somos novatos. Podemos hacernos mucho daño y producir irritación en nuestra piel.

- Depilación láser. Obviamente, no es para hacerlo nosotros en nuestra casa sino en un centro de belleza especializado. Con este sistema, la depilación es permanente ya que ataca a la raíz de nuestro vello eliminándola rápidamente. Además es indolora salvo en un caso. No es apta para personas con la piel muy sensible porque nos puede producir quemaduras.