Salud y ejercicio

Duerme bien y reducirás enfermedades

Duerme bien y reducirás enfermedades

 

El valor del sueño reparador no es algo que se deba menospreciar, y mucho menos a la luz de recientes descubrimientos que señalan que una buena noche de descanso no sólo ayuda a reponernos de enfermedades, sino a evitar su aparición, como en el caso de la diabetes.

Recientes estudios señalan que dormir es algo elemental para la salud, ya que reduce el riesgo de padecer enfermedades vesiculares, cerebrales y alteraciones metabólicas como la diabetes.

Una de las demostraciones de esta aseveración está en la afectación que de sus caracteres sufren los niños con alteraciones del sueño: el 2% de los menores de 12 años que duermen mal en el mundo tienen problemas de aprendizaje, en la respiración, y son irritables e hiperactivos.

Es en los hombres en donde se encuentra una mayor incidencia de problemas del sueño, y sobre los que se ensaña con mayor gravedad. La falta de un descanso adecuado nos lleva a padecer un aumento notable en la presión arterial, con las secuelas que ello implica.

Los problemas del sueño se presentan con mayor incidencia después de los 40 años: un casi 30 por ciento de la población mayor a esta edad presenta problemas de insomnio crónico, cuyas secuelas no sólo les afectan en la salud, sino desde el punto de vista laboral.

Para evitar el insomnio crónico los médicos recomiendan moderar el consumo de alcohol, drogas, tabaco y cafeína en dosis altas, crear una rutina de horarios para dormir, evitar la automedicación y mantener una buena alimentación: hay que evitar los alimentos que provocan insomnio.

La alimentación y el mantenimiento del peso óptimo son cruciales, pues buena parte de las alteraciones del sueño se deben a problemas respiratorios y cardiorrespiratorios ligados a la la obesidad.

El sobrepeso puede provocar apnea del sueño, cuya principal secuela son los ronquidos.