Off topic

El asesino de Bin Laden está en la calle

Long beard, facial hair - look as Osama bin Laden

Aunque hasta se ha hecho una película sobre su hazaña (Zero Dark Thirty) y que de alguna manera hizo lo que el norteamericano promedio soñaba con hacer, las cosas no le han ido nada bien al hombre que mato a Osama Bin Laden. Esta semana, desde la revista Squire, se pregunta cómo va a alimentar a su familia.

En una entrevista en la que este marine sólo es identificado como “el tirador”, y tras hablar sobre cómo entre en la marina norteamericana debido a que una chica le rompió el corazón, el hombre que se identifica a sí mismo como parte del equipo de élite SEAL Team 6, reconoce que está quebrado, enfermo y sin ayuda.

Debido a un acuerdo de confiabilidad, el tirador no puede lucrar con su mérito: no puede revelar su identidad, y con ello vender merchardising sobre su hazaña o trabajar como asesor de la compañía de vídeo juegos de su tío (como lo han hecho otros marines en Medal of Honor Warfighter, una actividad por la que serán juzgados por revelar secretos militares).

El tirador asegura que su futuro es incierto: era el segundo en jerarquía en el equipo que mató a Bin Laden, pero ni él ni sus hombres van a recibir la recompensa de 25 millones de dólares que el gobierno de los Estados Unidos puso a la cabeza del terrorista más buscado de la historia.

Aunque el Tirador realizó una hazaña que ha generado otros millones de dólares en libros, series, películas y publicidad gubernamental, tras darse de baja después de 16 años de servicio en la marina, no recibirá pensión médica, ningún tipo de cuidados, ni custodia para él o para su familia.

El Tirador está lleno de cicatrices, padece artritis y tendinitis, desprendimiento de retina y problemas de columna.

La entrevista completa (en inglés) | Squire