Emprendedores

El blanco potencia la creatividad

White and red classic door and a pouf in empty bright room

El color blanco es uno de los colores más sugerentes. No en balde los artistas hablan de él como un disparador: el lienzo en blanco, la página en blanco… Incluso se habla en la meditación de la importancia de tener “la mente en blanco” para ingresar a nuevos niveles de la conciencia. Tomando en cuenta la importancia que se le da a este color: ¿No crees que es hora de adoptarlos como disparador para elevar tu creatividad y productividad?

Para usar el color blanco como un potenciar de la creatividad la salida más sencilla es pintar tu espacio de trabajo de blanco.  El blanco permite que entremos con mayor facilidad en zonas de punto cero, a partir de las cuales podemos olvidarnos de los problemas tangenciales o preocupaciones ajenas al trabajo, e iniciar una mecánica laboral intensa.

Los espacios en blanco garantizan, además, que nuestra productividad se mantenga al evitar las distracciones que vienen de las imágenes o de los objetos. No hay nada en el espacio en blanco que pueda abstraernos de nuestras tareas ni recordamos asuntos fuera del ámbito laboral: con el blanco, la productividad se mantiene aunque la carga de trabajo aumente, pues nuestra mente se encuentra enfocada, sin razones para alejarse de lo que debe hacer.

Además, el color blanco en una oficina o espacio de trabajo funciona como una metáfora de los espacios a llenar en la vida, de los vacíos y huecos que podemos satisfacer con el trabajo duro y lo beneficios que provienen de él.