Belleza

El maquillaje masculino sale del armario

Makeup

En los tiempos actuales el gusto por cuidar el aspecto y la apariencia no es solo patrimonio del universo femenino. Cada vez más hombres se preocupan por su aspecto exterior y gustar, y gustarse, como medio de reafirmación personal. El egoísmo que todos llevamos dentro hace el resto. La belleza es un patrimonio universal.

Con el paso del tiempo los hombres han ido perdiendo el miedo al ridículo a la hora de tratar de mejorar su apariencia externa: desde tener un mejor aspecto físico gracias a la práctica de diversos deportes o bien con productos de belleza tradicionalmente usados por mujeres y que está viviendo una época de auge y despegue en el mundo masculino. Si muchas veces se dice que las mujeres buscan parecerse a los hombres, sobre todo en su mayor competitividad, hay cada vez más hombres que imitan la dedicación de las mujeres a la belleza y la apariencia física. Y no hablamos solo de metrosexualidad. El maquillaje masculino sale del armario para quedarse largo tiempo entre nosotros.

Este intercambio de roles tiene su reflejo en el hecho de que cada vez más hombres utilizan maquillaje y otros instrumentos de belleza facial. Y no nos referimos solo a personas del cine o el mundo del espectáculo. La democratización sexual también ha llegado al mundo del maquillaje y los hombres también participan de él. Como nueva experiencia que se se está desarrollando, el maquillaje masculino es un mundo imperfecto en el que equivocarse implica aprender. No signifa que debas conocer las últimas tendencias en maquillaje. Pero sí unos conocimientos básicos. Por ello, vamos a ver una serie de consejos que nos ayudarán en esta nueva experiencia.

-En primer lugar debemos saber bien que defectos queremos ocultar o que virtudes debemos potenciar. Si queremos ocultar granos o cicatrices necesitamos algún tipo de corrector que aplicar sobre ellos. Nada estridente ni con mucho brillo. Solo para tapar granitos y de un color que sea más claro que el de tu piel. Si queremos tapar las ojeras deberemos utilizar un iluminador para darle algo de luz a esas ojeras que no conseguimos eliminar ni durmiendo un día entero.

-Una vez que sabemos lo que queremos hacer el siguiente paso es conocernos a nosotros mismos. Cualquier tipo de maquillaje no es válido para todas las personas. Es primordial que cuidemos bien nuestra piel, la conozcamos para saber que nos conviene y, siempre, tenerla bien hidratada. Utilizaremos para ello, una base de maquillaje acorde con nuestro tono de piel. Y absolutamente recomendable limpiar adecuadamente la cara de todo resto de maquillaje. Si no, corremos el riesgo de potenciar la aparición de aquéllo contra lo que estamos luchando como acné o granos. Hay que retirar el maquillaje de nuestra piel sí o sí.

  • Luminosidad. Una de las principales preocupaciones de los hombres que apuestan por el maquillaje es la pérdida de luminosidad de su rostro. Hay varios factores que juegan en nuestra contra. El paso de los años es el más importante: el tiempo pasa también para nosotros y el cansancio hace mella en nuestro rostro. El estrés es otro factor importante. Por ello, muchos hombres se preocupan por mantener bronceado su rostro y uno de los productos más adecuados son los pinceles o bolígrafos específicos además de diversas clases de polvos bronceadores.
  • Hay que ser curioso. Internet está lleno de revistas y tutoriales a los cuales podemos acudir para resolver nuestras dudas e inquietudes. Estamos en la era de la difusión de la información: aprovechemos esta circunstancia. Las marcas lo saben y cada vez ofrecen más productos específicos para hombres. Éste es otro factor que debemos aprovechar: la predisposición de las empresas por satisfacer a una demanda creciente.

Nunca hay que olvidar el objetivo que un hombre debe buscar al maquillarse. No es otro que la naturalidad ya que no hay nada peor que un maquillaje excesivo o desproporcionado. Transmitir una imagen agradable debe ser otra de nuestras prioridades. Y la naturalidad ante todo. Nada de estilos góticos que tanto daño hacen a la estética facial.