Salud y ejercicio

El orden a seguir en un entrenamiento

Gym_Free-weights_Area

Siempre ocurre lo mismo. El comienzo de un nuevo año hace que nos planteemos nuevos retos y uno de ellos es ponerse a hacer ejercicio. El problema es que sin un asesoramiento no sabemos el orden concreto a seguir en un entrenamiento.

Todo esto puede provocar alguna lesión o incluso reducir la eficacia del ejercicio. Siempre que pisamos el gimnasio nos preguntamos si realizamos antes las pesas o el cardio. En un principio habría que empezar con las pesas, pero un poco de ejercicio cardiovascular nos ayudará para calentar y evitar posibles molestias. Bastará con unos cinco minutos para que el cuerpo vaya cogiendo temperatura.

A continuación tendremos que realizar un calentamiento más intenso para aquellas zonas sobre las que trabajaremos. Se trata de ejercicios muy específicos

Como ya os indicamos antes hay que realizar las tareas de pesas al comienzo del entrenamiento, que es cuando el músculo conserva todo su glucógeno y con él la energía. De esta manera podremos realizar esfuerzos intensos para conseguir los mejores resultados posibles.

Al final de la sesión hay que dejar unos minutos para el ejercicio cardiovascular, que es cuando las reservas de glucógeno están agotadas. Unos minutos en la bicicleta estática, en la elíptica o en la cinta de correr nos vendrá muy bien. Nos resultará muy beneficioso porque no se requiere un esfuerzo muy intenso y al estar vacíos de energía el cuerpo empezará a quemar grasa como combustible.

Además de todo esto no se aconseja realizar un ejercicio muy exigente después de haber sudado porque la deshidratación multiplica el riesgo de contracturas, lesiones musculares o incluso te podrías desfallecer.

Para acabar el entrenamiento en el gimnasio es conveniente que realices unos estiramientos ligeros. Recuerda que tendrás que beber cada poco para no acusar el esfuerzo.