Off topic

¿El posible fin de la dieta Dukan?

Raw pork steaks

Todos los productos o dietas milagro corren el peligro de ser desenmascarados con el paso del tiempo. La famosa dieta Dukan es uno de ellos. Profundamente criticada por diversos especialistas en alimentación y médicos, ha recibido hoy un nuevo golpe que puede afectar a su credibilidad y a sus seguidores. Su fundador, Pierre Dukan, ha sido expulsado del Colegio de Médicos francés por hacer publicidad de su dieta, infringiendo las normas de prohibición de publicidad de supuestos métodos sanitarios con fines adelgazantes. Aunque nunca se sabe, los fanáticos siempre tendrán los ojos cerrados aunque tengan delante todas las pruebas.

Al estar en una época en la que el cuidado y el culto del cuerpo alcanza cotas insospechadas años atrás, hay que estar muy atentos a los productos o métodos estrella que no ofrecen un mundo maravilloso sin aportar más información. El varapalo sufrido hoy por Dukan ataca directamente a su línea de negocio. Pero no hace falta seguir ninguna dieta milagro para cuidar nuestra salud con una adecuada alimentación.

Lo primero que hay que decir es que esta dieta es efectiva: realmente permite adelgazar comiendo la cantidad que quieras. Por otra parte, actualmente cuenta con unas 40 millones de personas en el mndo que siguen su dieta y con una importante legión de famosos que le secundan y promocionan sus métodos: Kate Middelton, Miguel Sebastián y José Bono, entre otros. Pero tiene unos importantes efectos secundarios que cualquier persona que desee seguir este método debería conocer antes de decidir aplicarla.

La dieta Dukan se basa en consumir alimentos con alto contenido en proteínas que pueden provocar desequilibrios en nuestra alimentación. Se divide en 4 fases en las que desaparecen el consumo de carbohidratos(arroz, pasta y patas entre otros), tan importantes para cualquier organismo. Por ejemplo, no podríamos disfrutar de unos estupendos macarrones con aceitunas. Y la rebaja de peso se consigue reduciendo las reservas de energía del cuerpo.

Hay muchos avisos de entidades especializadas que advierten de sus peligros pero aún así, sigue contando con muchos adeptos. En 2012 y 2013 la Asociación Dietética Británica la eligió como la peor dieta de famosos y recomendaba no seguirla. En España, la OCU advertía en 2011 sobre los riesgos para la salud por su dieta desequilibrada. Entre sus efectos no advertidos por su fundador destacamos: la aparición de cálculos renales y piedras en el riñón por un uso prolongado, pérdida de masa muscular y fuerza, así como estreñimiento y fatiga, entre otros efectos secundarios.

La asociación francesa de Dietistas y Nutricionistas han acusado a Dukan de convertir la medicina en un negocio como base de su promoción personal. Y la española pide no seguir el método Dukan por ser fraudulento y potencialmente peligroso. Se ampara en que ningún estudio científico ampara su dieta.

Lo que se esconde detrás de Pierre Dukan y de su famosa dieta no es solo un método de adelgazamiento sino un negocio muy lucrativo. Su método de adelgazamiento tiene un complemento muy adecuado en un producto llamado salvado de avena, que él mismo vende en su página web. Además, en la misma página web se encarga de vender otros productos compatibles con su producto estrella: quesos, mayonesas así como cereales. Y si te vas de vacaciones y tienes miedo de no poder seguir la dieta, no hay problema: también ofrece vacaciones en resorts de lujo donde puedes continuar con su método. Se trata de una combinación de una pérdida rápida de peso, una página web atractiva y dinámica y el gancho de famosos.

El posible fin de la dieta Dukan debe hacernos reflexionar sobre qué método es el más adecuado si nuestro objetivo es adelgazar. La preocupación por tener un cuerpo delgado acorde con los actuales cánones de belleza no debe ser contrario a tener un cuerpo equilibrado y sano. En resumen, no debemos ponernos en mano de productos estrella o métodos milagrosos sin antes hacer una profunda reflexión sobre las repercusiones que tenga en nuestra salud. No existen los milagros.