Padres

El smartphone. Mejor amigo del machismo

Fight Club

La era de las telecomunicaciones puede significar una gran diferencia en nuestras vidas… O todo lo contrario. Con el fin del estado de bienestar y el aumento de la incertidumbre generalizada, viejas prácticas se ponen de nuevo de moda.

Y entre ellas, una de las más recurrentes de los tiempos del miedo: el machismo. Y llega duro entre las nuevas generaciones.

Según reporta El Periódico, los smartphones se han convertido en la pesadilla de las chicas que tienen la mala suerte de vivir una relación con esta nueva generación de chicos que tiene los medios tecnológicos para mantenerse en contacto… y ejercer una vigilancia las 24 horas del día.

Según el diario, se suman los casos de chicas que viven una extrema vigilancia de sus novios, quienes a través de WhatsApp les piden reporte continúo de dónde y que están haciendo, y que les piden fotos para saber cómo están vestidas.

Eso sin contar que los smartphone pueden activa servicios de geocalización para que sigan sus pasos, y que en las redes sociales se puede llevar un registro de qué personas nuevas se han añadido como amigos o quienes han comentado en alguna de sus publicaciones.

Esta supervigilancia puede devenir en episodios de violencia de género. Según explica al diario Alba Alfageme, coordinadora de la unidad de apoyo a la atención de víctimas de la Conselleria d’Interior de Cataluña: “A diferencia del machismo que se estilaba antes, con las nuevas tecnologías la presión es constante, 24 horas al día, 365 días al año. En las relaciones de noviazgo de hace unos años las chicas se refugiaban al llegar a casa porque el principal vínculo con el exterior era el teléfono fijo y también podían descolgar sus padres. Ahora, ni siquiera existe ese filtro. El novio contacta a través del móvil y puede ejercer un control casi total”.

Machismo, relaciones jóvenes, tecnología, smartphones

  • newshub.es/ noticias/

    pues renunciar a watsap