Belleza

Electrodomésticos de cuidado personal

Cuidado personal

Como vimos el otro día los hombres ya no nos limitamos únicamente al jabón para nuestra higiene y cuidado personal. Ahora tenemos todo un listado de productos que, sin llegar a la variedad disponible para las mujeres, va creciendo cada día. En esta entrada veremos aquellos pequeños equipos que nos ayudan al cuidado personal, que podemos comprar en ofertas online de electrodomésticos de cuidado personal.

La máquina de afeitar eléctrica es un clásico en el cuidado masculino. Aunque su utilización depende en gran medida de los hábitos de cada uno y de las características de su piel, pocos hogares pueden prescindir de ellas. Aunque últimamente están saliendo nuevos modelos las dos opciones clásicas son con cabezal basculante y con cuchillas rotatorias, siendo ambos sistemas válidos y su elección una cuestión de preferencias.

Los años del hombre velludo han pasado, así que los fabricantes han ido desarrollando afeitadoras específicas para hombres que permiten eliminar el vello de otras zonas del cuerpo. Estas máquinas nos permiten eliminar el vello del sobaco o retocar el vello de pecho y espalda para evitar el antiestético efecto de que sobresalga por el cuello de la camisa. Para aquellos que deseen eliminar el vello de las ingles hay máquinas específicas que permiten mantener la zona púbica arreglada.

Existe toda una serie de pequeños cortapelos pensados para eliminar el vello del interior de la nariz y las orejas. Estos equipos utilizados periódicamente evitarán que demos una mala imagen de nuestro cuidado corporal.

Otro pequeño electrodomésticos de cuidado personal que se ha ido extendiendo es el cepillo de dientes eléctrico. Estos aparatos permiten una limpieza más eficiente que el simple cepillo manual, así que están ganando adeptos.

Para aquellos que debemos pasarnos horas de pie un complemento que no debemos perdernos es el sistema de masajes podal. Este pequeño balde con vibración relajará nuestros doloridos pies al tiempo que evita la aparición de callos y durezas. Se trata de un sistema algo aparatoso, pero que nuestros pies agradecerán en gran medida.

¿Los tienes todos en casa?