Estilo

Elegir unas chanclas

sandalias

Con el calor del verano una de las partes del cuerpo que más sufre son los pies. Los pobres están encerrados dentro de los zapatos y cubiertos con un calcetín pasando calor, así que dejemos que vean la luz del sol. En veranos el calzado más utilizado, en cuánto salimos del trabajo, son las sandalias de cuero o las chanclas de dedo. Veamos cómo elegir unas chanclas según nuestro estilo.

Aunque es habitual que las mujeres vayan a trabajar con zapatos descubiertos en verano, este mismo comportamiento aún está mal visto para los hombres, así que salvo que trabajes en la playa te tocará seguir llevando zapatos cerrados.

Si vas a utilizar las chanclas en la piscina o el gimnasio deberías optar por materiales plásticos que se pueden mojar sin problemas, pero si vas a utilizarlas por la calle es preferible comprar sandalias de piel ya que evitarás sudoraciones excesivas y malos olores.

Las sandalias, debido a sus suelas totalmente planas, no son cómodas para largas caminatas, pero sí que son prácticas para salir de paseo, de compras o a tomar algo. Salvo los náuticos, las sandalias son el único calzado apropiado para utilizar pantalones cortos. Si quieres un estilo más cuidado puedes utilizar un polo pero si prefieres un estilo más informal puedes utilizar camisetas junto a los pantalones cortos.

Las sandalias de romano que envuelven totalmente el pie son más formales que aquellas que sólo se mantienen por el empeine o directamente las chanclas de dedo. La cangrejeras, del mismo estilo pero hechas en plástico, son solo útiles si debemos caminar por zonas costeras con rocas, de tal forma que el pie tenga un mejor agarre pero no se estropeen con el agua.

El modelo de los zapatos, más modernos o tradicionales, así como su color ayudarán a marcar tu propio estilo.