Off topic

Emily Ratajkowski, nueva portada de Sports Illustrated

Beautiful swimsuit model posing pretty at ocean background in the morning light

Emily Ratajkowski deslumbró y arrasó en 2013. Su magnetismo, belleza y su poderoso físico la encumbraron al Olimpo de las diosas terrenales. La revista Esquire la eligió Mujer del Año 2013, por delante de Jennifer Lawrence, como reconocimiento a su impacto mediático y a su don de la oportunidad: la puedes ver y admirar en cualquier sitio y en cualquier momento. Incluso sin buscarla.

El mundo de la moda lo asociamos al lujo y glamour de las Galas, imitadas por los premios de cine. Pero ella es distinta. Nacida en Londres, de ascendencia polaca, y criada en Estados Unidos ha iniciado el año 2014 cómo acabó el anterior: en las portadas de las revistas. A su participación en series como iCarly o New Girl, videos musicales como Blurred Lines de Robin Thicke, bailando prácticamente desnuda, y que cuenta con más de 200 millones de visitas en youtube y sus posados con el fotógrafo Terry Richardson, se une ahora su estelar aparición en la portada de la ilustre revista Sports Illustrated de su mes de Febrero, en un especial de bikinis, en el que conmemora el 50 aniversario de la publicación. Y solo tiene 22 años.

Su elección no es algo en sí destacado. Su trabajo es constante y en distintos soportes con lo que su presencia es continua en los medios especializados y en las redes sociales: la mejor pasarela de nuestro tiempo. En la publicación lanzada el pasado 11 de Febrero no veremos nada nuevo de ella. Una de sus mayores virtudes, además de su espectacular físico, es su desparpajo ante la cámara y su falta de complejos: la hemos visto desnuda en multitud de apariciones. Lo que sí es novedoso es su eclosión definitiva al posar y ser portada de la llamada Biblia del deporte y la difusión y prestigio que ello conlleva.

Me siento más sexy cuando estoy desnuda” es toda una declaración de principios de la modelo que refleja especialmente su personalidad y que a la mayoría de hombres, y algunas mujeres, seguro que les encanta. Para hacerse una idea de la difusión y prestigio de la edición de bikinis de la popular revista solo tenemos que mirar a sus últimas portadas: Irina Shayk y Kate Upton. Otros dos iconos del mundo de la moda y un espejo en el que mirarse Emily Ratajkowski.

Ya sea en sus trabajos al aire libre recorriendo playas paradisíacas o a cerrado, son varios los rasgos distintivos de la belleza y la capacidad de seducción de Emily: su generoso pecho (que lo muestra a la menor oportunidad), su trasero, capaz de parar el tráfico, y sus ojos y labios sensuales: una pasión desatada. Si a eso unimos un cierto exotismo heredado de su herencia polaca y británica, tenemos como resultado una combinación explosiva que podría derretir el hielo. Solo contemplarla nos puede permitir evadirnos de nuestros problemas diarios y transportarnos a un mundo de sensualidad en el que Emily es la Suma sacerdotisa del deseo.

El futuro es suyo. Ahora mismo está concentrada en su carrera de modelo pero podrá llegar a ser lo que quiera. Y en ese futuro, tarde o temprano, la veremos en el cine, si ella quiere, de forma permanente. Por lo pronto, este año aparecerá junto a Ben Affleck, el Batman más dicutido, en la película Gone Girl, dirigida por David Fincher que puede suponer su entrada por todo lo alto en la pantalla grande. Pero sin dejar de lado su carrera de modelo con la que nos seguirá haciendo disfrutar de su cuerpo del delito.

En resumen: un físico espectacular por el cual se podría declarar una guerra y una gran predisposición para quitárselo todo sin ningún pudor. ¿ Qué más se puede pedir?.