Do It Yourself

Enviar un fax por Internet

Fax

Sí, en pleno siglo XXI aún hay empresas que exigen que les enviemos los datos por fax para tener constancia de nuestras solicitudes o reclamaciones. Aunque nunca han explicado por qué sí se considera válido la aceptación y firma de una nueva contratación de servicios con una simple llamada o rellenando un cuestionario web y no para cuándo queremos darnos de baja del mismo servicio, la realidad es que nos piden que les enviemos la solicitud de baja por fax, y normalmente a un número con coste. Como casi nadie mantiene en casa un equipo de fax, en este artículo veremos algunas opciones para enviar un fax por Internet.

Aunque siempre nos queda la opción tradicional de imprimir nuestra solicitud y llevar a la papelería más cercana para enviar el fax a la antigua usanza (y pagar por el servicio), en Internet hay empresas que se dedican a ofrecer este servicio tanto a otras empresas como a particulares. Estas empresas ofrecen diferentes servicios de envío o recepción de faxes con una gran variedad de precios en función del volumen de faxes a enviar. Generalmente el servicio de envío básico consiste en la creación de una cuenta de correo especial a donde enviamos la información que deseamos enviar y el número de fax del remitente, aunque otras ofrecen un servicio web propio en el que rellenando los campos adecuados ellos gestionan el envío del fax y nos indican el resultado, exitoso o no, de la operación.

Como suponemos que sólo vamos a necesitar enviar 1 o 2 faxes a lo sumo, podemos acogernos a los diferentes períodos de prueba que nos ofrecen estas empresas. Así algunas ofrecen sus servicios gratuitos durante 30 días mientras que otras optan por ofrecer sus servicios básicos con limitaciones (2 faxes/día, máximo 10 destinatarios, etc.). Si el uso va a ser más contínuo ya tendrás que evaluar la opción de contratar el servicio de forma permanente.

Así que sólo debes realizar una pequeña búsqueda por Internet y ver qué opción cumple con tus necesidades.