Off topic

¿Es hora de que dejes de tomar fotos a tu comida?

Tasty food on a table

En Nueva York, centro de las tendencias del mundo, hay una nueva tendencia: la de los restaurantes “Camera Shy,“. Es decir, esos locales que no miran con buenos ojos que sus clientes tomen fotos de sus platillos con algún smartphone y las suban a las redes sociales (una vez que han pasado por el espantoso filtro de Instagram). ¿Eso esta mal?

En realidad, creemos que no, y alabamos al camarero que Momofoku Ko, un local neoyorquino, que impidió que una mujer tomara fotos de los platillos que le habían servido.

¿Cuál es, nos preguntamos, el irritante sentido de tomar fotos a todo lo que se come en los restaturantes? ¿Publicidad para el local? La mayoría de las fotos tomadas en un restaurante sólo son del plato, y uno no puede saber en dónde se consumió a menos que el comensal lo precise. ¿Para alabar al cocinero y a la comida? En un 80% de los casos la mala iluminación o los filtros usados hacen que la comida se vea como algo que lleva más de 15 días muerto.

Es imposible entrar a un red social sin que salten por doquier las fotos de estos comensales, y hay días en que son más numerosos que los vídeos de gatos. Sin embargo, entendemos la utilidad del vídeo de un gato, pero no la una espantosa foto de un rissotto amarillento.

Creemos que en bien de la humanidad, los encargados de restaurantes deben comenzar a tomar estas fotos como atentados contra la propiedad intelectual o cualquier cargo que se les ocurra… y que los paren de una vez.

Redes sociales, Instagram, Comida, Fotos de comida, smartphones, Nueva York