Emprendedores

Fiebre por los idiomas con el Mundial

idiomas

El reciente inicio del Mundial de Fútbol es uno de esos momentos en los que recordamos lo importante que es conocer varios idiomas, en un mundo que cada vez está más y más globalizado. Y es que los idiomas ya no son algo exclusivamente necesario para comunicarnos en nuestros viajes más exóticos, sino que son actualmente una exigencia para entrar al mundo laboral en la gran mayoría de los puestos más atractivos. Además de presentar como condición indispensable el dominar el inglés, cada vez más vacantes piden como requisito valorable el buen conocimiento de otra u otras lenguas. Francés, alemán… y cada vez más otras como el chino, el árabe o el polaco, ayudan al personal de Recursos Humanos a decidirse por un profesional u otro en estos tiempos de crisis donde la competencia es tan elevada.

Este verano puede ser una gran oportunidad para ponerte al día en idiomas y mejorar tu currículum y, con ello, las oportunidades de encontrar ese trabajo al que tanto esfuerzo y formación has dedicado. Lo más aconsejable es empezar con el inglés, pues es el más demandado, aunque el idioma dependerá de (además de tus gustos y aptitudes) las condiciones y requisitos para cada puesto o destino profesional concreto. Si por el contrario ya dominas verdaderamente el inglés, ¿por qué no retomar el francés que dejaste al salir del instituto? ¿O quizás clases para refrescar el polaco que aprendiste durante tu año Erasmus? Y directamente, ¿por qué no dedicas tiempo y esfuerzo para aprender alemán o portugués y buscar nuevas oportunidades laborales fuera de nuestras fronteras?.

Cuando se trata de aprender un idioma, lo más eficaz es vivir durante un tiempo en un país donde tal lengua sea oficial o realizar una estancia de inmersión lingüística. Si en tu caso no te lo planteas, las academias y escuelas de idiomas de tu ciudad siempre son una fiable opción. Sin embargo, si tu presupuesto o tu tiempo libre son ajustados, quizás lo mejor sea optar por cursos de idiomas online, con temarios especializados según tus intereses y horarios libres para la disponibilidad que tengas, que se están convirtiendo en una seria alternativa a las academias. Sólo necesitarás algo de constancia y mantener esa dosis de motivación que te iluminó con aquel pitido inicial en Brasil.