Off topic

Final NBA: Tim Duncan contra Lebron James

at the 2004 NBA All-Star Celebrity Basketball Game in the Los Angeles Convention Center, Los Angeles, CA. 02-13-04

Dicen que la veteranía y la experiencia es un grado. Que la juventud está muy bien pero que en los momentos críticos, las experiencias vividas pueden suponer una ventaja frente al ímpetu de la juventud. En los próximos días, podremos volver a comprobarlo si es cierto o no. Empieza la final de la NBA que vuelve a repetir el enfrentamiento del año pasado. Miami Heat contra San Antonio Spurs.

Final de la NBA: Tim Duncan contra Lebron James. Y con unos acompañantes de lujo. Tony Parker, Manu Ginobili, Wade y Chris Bosh. No son secundarios sino que son estrellas que pueden decidir por sí mismas un partido, una eliminatoria y un título. Se repite la final del año pasado, que ganó Miami cuando estaba contra las cuerdas, con una diferencia importante: la ventaja de campo será para San Antonio en lugar de los Heat. A ciertos niveles, la ventaja de contar con el apoyo de tus aficionados se diluye un poco. Pero el baloncesto no deja de ser un juego emocional y cualquier detalle psicológico cuenta mucho para el resultado final. Y jugar en casa los momentos decisivos puede decantar la balanza hacia la parte local.

Miami busca su tercer campeonato seguido. San Antonio busca el quinto título para Duncan. Una eliminatoria a priori igualada. San Antonio llega con el mejor balance de la temporada regular pero con Tony Parker lesionado en la segunda parte del último partido. Una de las claves del título estará en ver qué equipo logra imponer su estilo de juego. El juego eléctrico y directo de Miami enfocado en la tripleta compuesta por Lebron James, Wade y Chris Bosh y el sentido colectivo del juego y la polivalencia de los jugadores de San Antonio. El equipo texano es el más parecido al estilo de juego europeo. Buenos fundamentos y juego en equipo que pueden hacer perder la paciencia a Miami si no imponen su fuerza física. Cuenta con un banquillo de lujo con gran experiencia en el juego FIBA y europeo: Thiago Splitter( Tau Naskonia en la Liga ACB), el italiano Belinelli y Boris Diaw, capitán de la selección francesa, entre otros. Solo hay que recordar las dos últimas finales de los Juegos Olímpicos entre Estados Unidos y España. Frente a la fuerza y el poderío físico de la selección norteamericana, la inteligencia, concentración y juego en equipo de España. Y vimos lo cerca que estuvimos de ganarles las dos veces.

La exhuberancia física de Miami, con Lebron James, a la cabeza, y el sentido táctico, veteranía y la clase de Tim Duncan por los Spurs. Hace muchos años ya que la NBA no es lo que siempre ha sido: un deporte donde primaba la calidad y el talento por encima del físico. Hoy en dia, los jugadores de la NBA son más atletas que baloncestistas puros. No existen los Magic Johnson, Larry Bird o Michael Jordan. A pesar de eso, todavía existen resquicios para el talento puro. En San Antonio, Tim Duncan tiene ya 38 años y 4 anillos. Manu Ginobili cuenta 37 y ha estado muy castigado a lo largo de los años por las lesiones, pero está siendo sabiamente dosificado por su entrenador Greg Popovich, el mejor entrenador de la NBA. Débil en lo físico pero capaz de ganar un partido a base de clase, carácter y talento. Y si no: Tony Parker. O Boris Diaw, capaz de hacer 26 puntos en el último partido de la eliminatoria ante Oklahoma, con Kevin Durant( mejor jugador de la temporada regular) Westbrook e Ibaka.

Miami frente a San Antonio. Se admiten apuestas. Y con las apuestas siempre tenemos el corazón dividido. Por estilo de juego preferiría una victoria de San Antonio. Pero contra un Lebron James, más temido que amado, encendido y a tope es difícil hacer apuestas. En cualquier caso, mi pronóstico sería victoria de San Antonio en 6 partidos. Lo veremos en las próximas madrugadas.