Salud y ejercicio

Formas de aumentar tu inmunidad

Swimmer in Pool UnderWater

Estos primeros meses del año en que el invierno suele tomar su forma más ventosa e inestable, son terribles para algunas gargantas y para ciertos cuerpos. La influencia, la gripe y otras afecciones respiratorias están al acecho, y la tentación de cargarnos son antibióticos y medicamentos es grandes. Antes que ello, mejor prueba algunos remedios naturales que potencian tu inmunidad.

Lávate las manos antes de comer y después de ir al baño. Aunque suena como un consejo que se da de manera más bien inútil a los niños, lavarse las manos es algo más que una precaución contra las bacterias: cuando mojas tus manos, tu sistema inmunológico se activa ante lo que el cerebro entiende como un descenso de la temperatura.

Duerme entre 7 y 9 horas. Si duermes el tiempo adecuado no sólo reposas y recargas energías, además permites que tu cuerpo repare los daños que se han provocado a lo largo del día, y combate los organismos patógenos que hayan podido anidar en tu interior. Si no lo haces, tu sistema inmunológico no podrá dar fin a esas reparaciones.

Haz una hora de ejercicio al día. Si te ejercitas potencias la acción de uno de los glóbulos blancos que ataca a los virus.

Come ostras y germen de trigo. Este par son alimentos ricos en zinc que ayudan a tu cuerpo en la lucha contra ciertas enfermedades. El zinc bloquea el acceso de ciertos virus a tus células, e impide que realicen su metabolismo.