Do It Yourself

Fotografiar estrellas

Cielo estrellado

Aquellos que vivimos en las ciudades solemos sorprendernos de la cantidad de estrellas que se ven en un cielo despejado y sin contaminación lumínica. Sabemos que las estrellas están allí arriba, inmutables, pero simplemente las luces de la ciudad y nuestra poca tendencia a mirar hacia el cielo hace que pasen desapercibidas para la gran mayoría. Hemos visto muchas fotografías de cielos estrellados de gran belleza tanto en libros como por Internet, así que ¿por qué no fotografiar estrellas nosotros mismos?

Antes de coger el coche para fotografiar cielos nocturnos despejados debemos estudiar la zona donde vamos a montar el equipo y la previsión meteorológica, o corremos el riesgo de hacer un viaje en coche para acabar bajo un cielo nublado y sin ver ninguna estrella. Salvo que quieras sacar fotografías de la luna en su máximo esplendor hay que evitar las noches de luna llena ya que su brillo puede ocultar las estrellas más débiles, lo mejor es aprovechar las noches de luna nueva.

Debido a los largos tiempos de exposición necesarios para sacar este tipo de fotografías deberemos utilizar un trípode para mantener la cámara estable. Con un trípode tradicional podremos sacar buenas fotografías con tiempos de exposición cortos ya que si se alargan sólo conseguiremos imágenes de líneas en el cielo. Si queremos sacar una porción del cielo durante una larga exposición necesitaremos utilizar una montura ecuatorial: un trípode que gira compensando el movimiento de la tierra y manteniendo el enfoque en el mismo punto.

Haz varias pruebas antes de lanzar la fotografía definitiva, ya que es muy frustrante estar esperando 20 minutos para darnos cuenta que nos habíamos equivocado eligiendo los parámetros. Esto suele pasar sobretodo al sacar un objeto cercano (un árbol, edificio, etc.) en la imagen. En caso de duda realiza varias fotos con tiempos de exposición más amplios para asegurarte de que no cometes errores en el enfoque.