Belleza

Gafas de sol polarizadas y belleza masculina

Sunglasses, seamless background

Las gafas de sol son un complemento indispensable para el hombre moderno en cualquier época del año, pero especialmente en verano. Al mismo tiempo que nos protegen de los efectos negativos del sol, nos sirven para marcar tendencia y ser elegantes. El universo de las gafas de sol es cambiante y muy dinámico. Al igual que otros complementos de moda, las tendencias han cambiado mucho con el paso de los años pasando de un modelo a otro según sople el viento de la moda.

Si en décadas pasadas uno de los modelos imitados y repetidos hasta la saciedad eran las gafas redondas al estilo Beatles o las gafas tipo aviador, este año dominan el mercado y la sociedad las gafas de sol polarizadas. Este tipo de gafas se caracterizan porque ofrecen una nitidez mayor al bloquear la luz que recibimos y una protección al 100% contra los rayos solares. Elegancia, seguridad y calidad de visión dentro del mismo modelo de gafas: la cuadratura del círculo. Su amplia gama de colores permite elegir el que más nos guste. Desde el amarillo pasando por el rojo o el azul turquesa. Para todos los gustos.

Hasta hace poco tiempo, las gafas polarizadas eran patrimonio exclusivo del ámbito deportivo, esquí principalmente, pero su horizonte se ha ampliado en estos últimos dos años. Esto proporciona al mundo de la belleza masculina un complemento ideal para su imagen.

Cómo suele ocurrir en la vida moderna, la gran difusión de determinados comportamientos, actitudes y moda viene derivada de la promoción, gratuita o no, que hacen los famosos de ellas. La moda de los selfies es un claro ejemplo de ello. Un famoso hace algo y el resto del mundo se lanza a imitarlo. La difusión instantánea por las redes sociales hace el resto. Dos ejemplos: el selfie de Obama con David Cameron y la primer ministra danesa Helle Thorning( y que tanto enfadó a Michelle Obama) y el tuit más retuiteado de la historia hecho por la actriz Ellen Degeneres en la última ceremonia de los Oscar( con, entre otros, Jennifer Lawrence, Angelina Jolie, Brad Pitt y Bradley Cooper).

Con las gafas polarizadas ocurre lo mismo. La utilización, y difusión, por parte de los famosos hace que el resto del mundo lo vea cómo la última tendencia que hay que seguir. No obstante, las gafas polarizadas tienen una serie de ventajas respecto a las que no lo son que podemos destacar.

-Desenfado. Las gafas de sol polarizadas dan una imagen de nosotros más fresca, desenfadada y dinámica. Precisamente, esta cualidad es epecialmente atractiva en verano ya que vestimos de una manera mucho más casual que el resto del año. Tanto en la playa cómo en la ciudad mientras paseamos por la calle o en un viaje.

-Personalidad. Las gafas qué llevamos puestas transmiten una imagen muy específica de nosotros. Imaginemos dos personas con el mismo pantalón y la misma camisa. Si uno lleva unas gafas clásicas y otro unas gafas polarizadas de un color vivo, no proporcionan la misma imagen. Nos aportan mucha presencia y un cierto aire sofisticado. Según el momento del día en que las luzcamos, nos darán un aire canalla y fiestero. Por ejemplo, si las lucimos cuando ya es noche cerrada.

-Divertidas. Gracias a su amplia gama de colores, tenemos muchas posibilidades para combinarlo con las prendas de nuestro armario. Un ejemplo muy claro: gafas de sol de color azul combinado con unos pantalones o camisa del mismo color. A juego con el mar si estamos en la playa.

-Graduadas. Si tenemos problemas de visión, no hay problema. Las gafas polarizadas existen con o sin graduación.

-Económicas. Muchas veces seguir las tendencias no es lo más adecuado para nuestro bolsillo. No es el caso de este tipo de gafas ya que existe diversidad de precios para hacerlos asequibles a gran parte de las economías.

Diseño. Otra gran ventaja. Hay multitud de diseños disponibles. Podemos lucir unas gafas polarizadas de aire retro, casual o de aire deportivo. Para cualquier momento del día y para cualquier lugar. Además, siempre podemos combinarlos con unas patillas neutras o de colores vivos para resaltar aún más nuestra presencia e imagen.