Padres

Gratitud: la clave para ser un buen papá

Happy and fun family faces

Llegan las fiestas decembrinas con su carga de sentido religioso y familiar, una fecha que debería ser toda una oportunidad para los padres nuevos, que tienen en ella una oportunidad para poner en marcha una de las mejores estrategias para ser un gran padre: la gratitud.

Así es: agradecer es una de las acciones que hará de nosotros mejores padres, pues nos permitirá tener una familia mejor integrada, más consciente de lo que tiene y necesita, más guiada por los valores que cuentan.

Diciembre, con su carga de espiritualidad y sensación de ciclos que se cierra, es el mejor momento del año para agradecer, para dar gracias por lo que tenemos y los que hemos logrado. Al final de cuentas, agrade es reconocer que lo que tenemos y hemos logrado, no es fruto de nuestro puro esfuerzo, sino que siempre hay y habrá algo que nos ayuda a salir adelante.

Agradecer en presencia de nuestros hijos es, pues, un ejercicio de humildad, de grandeza, de verdadera humanidad, pues reconocemos que lo que disfrutamos nos pertenece como un favor de lo divino, de lo humano, del amor. ¿Qué mejor manera de inculcar valores que agradecer por lo que ya se obtuvo?

De manera que, estas fiestas, aprovecha un momento de la cena o de la reunión familiar para dar gracias por lo que has recibido y lo que conseguido: haz un pequeño discurso. Y una vez que hayas agradecido, pide a tu esposa e hijos que hagan otro tanto.

Establece esa nueva tradición familiar.