Off topic

Hamilton y el dominio de Mercedes

American Music Awards 2008 - Los Angeles, CA

Abandono en la primera carrera y tres victorias consecutivas después. Este es el trayecto que lleva Lewis Hamilton en las cuatro carreras que llevamos del Mundia lde Fórmula 1 2014. Dominio aplastante de Mercedes. Han logrado todas las pole positions hasta el momento y han logrado tres dobletes seguidos( primer y segundo puesto) entre Hamilton y Nico Rosberg. De momento, nada parece poder pararles. En seco y en mojado, sacan un mundo a sus rivales. Más de un segundo por vuelta: un abismo en la Fórmula 1.

Hamilton y el dominio de Mercedes se asientan sobre una indudable base técnica: la mejor adaptación de los motores de la marca alemana a la nueva reglamentación introducida este año en la Fórmula 1. Quizás por el hecho de que la tecnología actual la llevan desarrollando muchos años en sus prototipos de calle mientras que Ferrari solo lo tiene en un coche que cuesta más de un millón de euros. Además, Hamilton parece cada vez más seguro de sí mismo. Ha dejado atrás gran parte de su carácter impetuoso y es uno de los pocos competidores capaz de ganar carreras sin tener el mejor coche.

Antes de iniciarse el campeonato, ya planteábamos el reto que supondría para Sebastian Vettel, campeón del mundo 4 veces seguidas, el campeonato de este año. Tras una pretemporada con unos entrenamientos lastrados de problemas de fiabilidad de su motor Renault, Red Bull se presentaba en el inicio del Mundial con muchas incógnitas. No acertaban a corregir los errores surgidos y no tenían ni siquiera la seguridad de poder acabar la primera carrera( de hecho Vettel abandonó a las pocas vueltas). Esos problemas parecen haberlos corregido pero, aún así, se encuentran muy lejos de Mercedes. La reválida de Vettel es ser capaz de ganar sin tener un coche tremendamente superior al del resto. De momento no lo ha conseguido. Incluso su compañero de equipo, Daniel Ricciardo, le ha derrotado en tres de las cuatro clasificaciones y en carrera ha quedado por detrás de Vettel en dos ocasiones por errores del equipo: una parada desastrosa y el incumplimiento del límite de combustible. Algo nuevo para el campeón: un serio rival en el seno del mismo equipo que ha sacado a luz su mal carácter y su mal perder. No debe ser agradable que tu equipo te diga por radio que tu compañero es más rápido y que debes dejarle pasar. Es como si te quitan la tableta de chocolate cuando eras pequeño.

También aventuramos sobre los posibles problemas de Ferrari en adaptarse a la nueva temporada. Se han cumplido los malos augurios. Tanto que ha dimitido el director de la Escuderia, Stefano Domenicali, para dejar paso a savia nueva, Marco Mattiacci. La imagen de impotencia dada en Bahrein ante el jefe Montezemolo, Raikkonen en novena posición y Fernando Alonso décimo, requería un golpe de timón. Las mejoras introducidas en el Gran Premio de China celebrado hoy han surtido efecto y Alonso se ha colocado en el podio, tercer puesto, por primera vez esta temporada. Pero muy lejos de Mercedes. Veremos si no es un espejismo.

Ferrari es un gigante. Pero un gigante dormido sobre viejas estructuras y esquemas que le hacen reaccionar tarde y mal ante cualquier cambio que se produce. Sin los entrenamientos ilimitados de antaño que les permitían corregir sus errores, además de introducir mejoras, y con una estructura totalmente italianizada tras la marcha de Ross Brawn y Jean Todt, la organización ha ido a peor. Con mucho glamour y fama pero a peor. Fernando Alonso se encuentra ante una decisión crucial. Seguir esperando tiempos mejores en Ferrari, sin garantía de que se produzcan próximamente, o cambiar de equipo. Lo malo es que el mejor piloto del Mundial sobre el asfalto no se caracteriza por saber elegir bien sus destinos. A Mclaren, Renault en su segunda etapa( pudiendo haber elegido Brawn GP, a la postre campeón) y Ferrari, nos referimos.