Sex and Life

La importancia de la variedad

La importancia de la variedad

Nos hemos preguntado siempre (y en particular después de una ruptura) qué es lo que termia con el amor, con la pasión, con una relación… Y una de las respuestas más habituales es que la rutina, el hartazgo, el aburrimiento. No es que la cama sea el aspecto más importante de una relación, pero si que es el terreno donde se resuelven sus aspectos más relevantes. Si hay variedad en el sexo, pues, podemos asumir que las posibilidades de una pareja de sobrevivir aumentan.

En lo nuevo está la clave

Uno de los principales problemas de la vida sexual de una pareja es que hay algo más que la buena voluntad involucrado: en el sexo intervienen desde factores involuntarios (las preocupaciones, la memoria, los enojos, la depresión) hasta algunos inconscientes (el cerebro es una máquina que trabaja con una agenda oculta): hay tanto involucrado que debemos crear todas las condiciones para que resulte lo mejor posible. Y entre esos factores que nos benefician está la novedad.

Lo nuevo es excitante

Nada adormece a la libido como la repetición y la rutina. Cualquier novedad, en cualquier aspecto de la vida, resulta atractiva, excitante. El mero hecho de introducir una novedad en el terreno de juego ya nos gana puntos extras.

Ante lo nuevo, lo desconocido, la novedad el cerebro eleva la tensión sanguínea, las palpitaciones del corazón, la alerta… La esencia pura de la excitación amorosa.

Aditamentos, cremas lubricantes, otra cama, otro lugar, otra postura, otra música… Cambia algo en la rutina, y los dividendos del amor será generosos.