Do It Yourself

Juegos de magia con monedas

Trucos con monedas

¿Quién no se queda sorprendido de las habilidades de los magos para hacer aparecer o desaparecer cosas? Sabemos que tiene que haber un truco, pero aún así somos incapaces de apartar nuestra mirada de un truco de magia, nos concentramos en buscar el secreto en intentar desenmascarar al mago y al final nos quedamos con la boca abierta porque somos incapaces de ver el truco. Veamos dos juegos de magia con monedas sencillos con los que podrás animar alguna fiesta de amigos.

El truco básico que todo aprendiz de mago debe dominar es la desaparición de una moneda. Se trata de uno de los trucos más sencillos, pero a la vez base necesaria para ir avanzando en técnicas más complicadas. Una de las características que todo mago debe dominar es la invención de historias para tener al público entretenido y poderlos despistar al hablarles o mover las manos, así que además de la técnica se necesita algo de labia. En estos dos trucos veremos cómo hacer desaparecer una moneda que está sobre la mesa.

Truco 1

Teniendo la moneda sobre la mesa la cogemos y pasamos de una mano a otra varias veces hasta que en uno de esos traspasos la moneda desaparece. En realidad lo que hemos hecho es simplemente arrastrar la moneda hasta el borde de la mesa y cuándo queremos que desaparezca la dejamos caer sobre nuestro regazo. De esta forma la moneda queda fuera de la vista del público y podemos enseñar las dos palmas mostrando que no la tenemos.

Truco 2

El truco consistiría en tapar una moneda, que está sobre la mesa, con la mano izquierda (la derecha si somos zurdos) y al destaparla mostrar que ya ha desaparecido. Aquí juega un papel importante cómo nos colocamos para tapar la moneda: como si fuera por casualidad colocaremos nuestra mano derecha (izquierda para los zurdos) entre la moneda y el público. En el momento que tapamos la moneda utilizamos el dedo pulgar para golpear y lanzar la moneda hacia la mano que está delante. Así la moneda cambia de manos y podemos levantar la mano izquierda y demostrar la desaparición.

Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo explicándolo no tiene precio:

Obviamente tendrás que practicar muchas veces en casa antes de lanzarte a mostrar tus dotes mágicas frente a tus amigos desprevenidos.