Hobbies

Juegos en la piscina

Amigos en la piscina

Con la llegada del verano apetece pasar las tardes disfrutando de una piscina con los amigos. La verdad es que es un buen plan: una tarde tumbado al sol, con una cerveza o una caipirinha en la mano, y disfrutando de una conversación con buenos amigos. Para que cuando tengamos demasiado calor nos demos un refrescante chapuzón en la piscina. ¿Se puede mejorar? Podemos aprovechar mejor el agua con una serie de juegos en la piscina. Aunque puede parecer cosa de niños, la verdad es que casi ningún adulto puede resistirse a una piscina.

Un complemento que no puede faltar en ninguna piscina es una pelota de plástico. Las grandes pelotas hinchables permiten que juguemos a pasarnolas y evitar que caiga al suelo, si bien se necesita que todos hagan pie, por lo que no es lo más adecuado para piscinas profundas.

Si tenemos una piscina donde no podamos estar de pie es preferible optar por pelotas de esponja. Son más pequeñas y permiten agarrarlas con una mano. Así se puede jugar a waterpolo o incluso simular un partido de rugby.

Se tratan pues de dos tipos de juegos clásicos para piscina que pueden ser practicados a cualquier edad y hacen que los adultos se comporten como niños. Siempre se puede animar el juego con pequeñas ganancias o pruebas para quien quede ganador o en última posición. El tipo de premios o castigos debe consensuarse antes de empezar a jugar para evitar discusiones.

Se pueden realizar pruebas típicas de una yincana, como nadar sosteniendo un huevo sobre una cuchara con la boca, buscar un objeto en el fondo de la piscina con los ojos vendados, etc.

Otra prueba clásica es la competición de natación donde podemos hacer diferentes modalidades tanto por la técnica de natación como por el recorrido a realizar (largos de la piscina, bordeando todo el perímetro, etc.). Nuevamente se puede añadir emoción pactando un castigo para los más lentos.

Te sorprenderás de lo rápido que se involucran los supuestos adultos formales: las piscinas consiguen sacar el niño que hay dentro de cada uno de nosotros.