Sex and Life

Juegos sexuales para San Valentín

Red fluffy handcuffs

La monotonía es uno de los problemas más graves que pueden afectar a una relación, tanto emocional como sexual. Aunque los sentimientos de cariño y amor estén presentes, nunca hay que dejar de tratar sorprender a nuestra pareja. El día de San Valentín que se celebra mañana es uno de los momentos más señalados para expresar nuestro amor así como para sorprender a la pareja con algo inesperado. Y el sexo es una de las mejores armas que existen para sorprender.

El romanticismo de una fecha tan señalada no debe verse afectado por la excesiva mercantilización a la que se ve sometido año tras año. Se trata de los Reyes Magos del amor y aunque no se escriban cartas pidiendo deseos y regalos, si que tenemos muchas opciones distintas para expresar nuestro amor y sorprender al mismo tiempo que estimulamos nuestro deseo sexual y el de nuestra pareja.

-Cómo aperitivo a la sorpresa, nada mejor que preparar una cena romántica. Nada de acudir a un restaurante de moda y supercaro. Mejor preparar la cena en casa, en tu entorno habitual preparando tú mismo la comida como muestra de dedicación. Los complementos ideales sería unas flores, cenar a la luz de las velas, aromáticas si es posible, y su música favorita sonando de fondo. Un ambiente preparatorio perfecto.

-Para romper la rutina de las relaciones sexuales nada mejor que experimentar nuevas sensaciones y estímulos. ¿ Por qué no probar algo nuevo?. Por ejemplo, comprar unas esposas para los juegos de cama. Atarse primero uno y luego el otro como método de excitación. Un juego sexual para celebrar San Valentín de una forma diferente.

-Usar vibradores. Es otra forma de romper la rutina. Es uno de los juguetes eróticos más populares y extendidos que incorporan, en versiones modernas, la función de masajeador. No se trata de regalar un vibrador para que tu pareja disfrute del sexo a solas  sino que lo ideal es disfrutar del momento juntos.

-Regalar un Sybian. Éste es un regalo mucho más atrevido y debes hacerlo si a tu pareja le gustan las experiencias nuevas. Es nuevo juguete sexual especialmente pensado para las mujeres que simula una silla de montar con un pequeño motor eléctrico en su interior y que sirve de estimulación sexual para las mujeres. Es muy utilizado en el mundo del porno y proporciona un gran placer a la persona que lo practica.

-Nuevas experiencias. Después de una cena romántica, una elección que dejará a tu pareja realmente soprendida sería una noche de sexo desenfrenado en un sitio distinto al habitual. En los últimos años hay numerosos clubes de parejas liberales, swingers, dónde podrías hacer realidad las fantasías más ocultas de tu pareja y disfrutar con ella al mismo tiempo. Intercambio de parejas, tríos, sexo en pareja mientras eres observado por otras parejas. En este tipo de encuentros el nivel de excitación suele ser muy grande y es propicio para dejar las inhibiciones en la puerta. En resumen: una noche loca pero con la persona a la que quieres.

-Y siempre quedarán los sistemas más clásicos: regalar lencería, ver una película erótica o un masaje placentero que eleve la temperatura corporal y emocional como preámbulo a una noche inolvidable.

No hay nada peor para el amor que la rutina. Con el tiempo la magia y el deseo de las primeras veces se va perdiendo dejando paso a un amor más reposado y tranquilo, diferente. Pero no es algo que no se pueda remediar. Hay ocasiones en las que el mejor regalo es hacer algo diferente y el campo de las relaciones sexuales es uno de los más avanzados del mundo. No hay que esperar otro año. Aprovecha el momento y satisface los deseos de tu pareja este año. Además, no tienes que pagar a Hacienda por ello.