Salud y ejercicio

La carne de caballo se pone de moda

Horse

Sabemos que eres una persona que sólo se lleva cosas sanas a la boca… pero nos tememos que puede que sin quererlo hayas comido algo que no querías. Y es que parece que la carne de caballo se ha puesto de moda entre las grandes marcas de alimentos.

La semana pasada Nestlé, el gigante de la alimentación, reveló que se había descubierto carne de caballo entre los ingredientes de algunos de sus productos (en particular de los ravioli y los tortellini con carne de res de la marca Buitoni que habían sido enviados a Italia y España, y en la carne congelada Lasagnes à la Bolognaise Gourmandes distribuida en Francia. La marca asegura que ya retiró los productos contaminados, y que de aquí en más es seguro consumirlos.

Desde luego, la carne de caballo no suele figurar entre los ingredientes que gustan a los gourmetes, y Nestlé aún está por pagar en términos de rechazo a sus productos su inexplicable error.

Pero las cosas no acaban ahí: ocurre que hace unos días el Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo, anunció que había “inmovilizado” una tonelada de hamburguesas (7.000 piezas en total) pues contenía carne de caballo. El descubrimiento se efectuó en los productos de la distribuidora Greatco,  que surte productos en Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura.

No nos queda sino preguntarnos a qué viene esta insistencia en darnos caballo por res, y reflexionar sobre lo indefensos que estamos ante las grandes cadenas de a alimentación, que le ponen lo que quieren a lo que nos venden. Para más información, puedes consultar este artículo de la OCU, publicado en El Mundo.es.