Padres

La controversia del “aborto eugenésico”

baby belly

 

A pesar de que la urgencia pasa por cómo alimentar y dar sustento al número de españoles actuales (con seis millones de ellos en el paro), el gobierno ha sacado a colación el tema del aborto preventino (es decir: aquel que se concede en los casos que el feto tiene algún tipo de malformación). Aunque la administración actual se ha esmerado en destruir los apoyos que reciben las familias con personas con discapacidad, funcionarios de este o aquel ministerio han llegado a comparar a las mujeres que abortan con ETA.

El problema es que con esta iniciativa de retirar las malformaciones del feto como causal de aborto terapéutico, nuestro gobierno se pone hombro a hombro con algunos de los peores movimientos de la ultraderecha europea.

Y es que esta reforma promovida por gobierno y PP coincide con campañas para prohibir en Europa lo que llaman el “aborto eugenésico”.

Campaña que tiene como protagonistas a grupos como Alliance Defending Freedom y asociaciones como European Centre for Law and Justice (ECLJ) y Christian Concern. Estas organizaciones han movido su rechazo al aborto, y en este caso concreto al aborto cuando hay malformaciones (o en enfermedades como el Sindrome de Down), a la idea de que este tipo de intervenciones son una forma “selección de la especie”.

A pesar de que estos grupos han intentado sumar a gobiernos y colectivos (como el de los discapacitados) a su rechazo al aborto terapéutico, sólo han conseguido impactar… en el gobierno español: Mariano Rajoy estudia suprimir el supuesto de anomalía fetal en una nueva ley.

Hoy en día es posible aplicar un aborto sin plazo de desarrollo alguno en el caso de que la vida de la madre corra peligro.

Uno de los ministros que se han colgado de esta prohibición son el de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y el exministro Jaime Mayor Oreja, actual eurodiputado, que intenta eliminar los fondos públicos usados para  cualquier programa que apoye o realice abortos.

Como papá: ¿qué opinas al respecto?