Relaciones

La etiqueta en las redes sociales

La etiqueta en las redes sociales

Twitter y Facebook son dos plataformas que nos han permitido conocer, con una mayor rapidez diversos contenidos y conocer, también con mayor amplitud y velocidad, aquello que todo mundo opina acerca de todo. El tiempo no nos alcanza para todo lo que todos tienen que decir… De manera que proponemos, desde este humilde blog, que en este mismo instante se dejen de compartir cosas de un interés más bien limitado. He aquí una serie de publicaciones que nos gustaría dejar de ver en las redes sociales.

“Perdí  mi teléfono. Enviadme vuestros números”. ¿En serio? ¿Quieres los números de los 3.000 contactos que tienes en FB? Eso sin mencionar que un 90% de los usuarios de las redes NO se conocen entre sí, ese porcentaje al que, sinceramente, les tiene sin cuidado si tienes o no tu Smartphone contigo.

Compartir fotos anónimas como propias. Una de las cosas más desalentadoras que se comparten en las redes sociales son las fotos anónimas que un usuario halla en las profundidas de Internet para proceder a adjudicarla como propia, con el añadido de un bonito poema o reflexión: “Si amas algo, déjalo libre…”. Si va a compartir fotos, ten la decencia de precisar dónde la hallaste y los datos de su autor.

Tuitear de otra cosa cuando todo el mundo tuitea acerca de otra cosa. Si no quieres quedar como un sociópata, evita tuitear acerca de la mancha que te salió en el brazo mientras todo mundo habla sobre La Copa del Rey o los bombardeos en Gaza. Tuitear es como unirse a una gran conversación, y si llegas a ella, y cambias el tema, quedará igual que como te pasaría en el mundo físico. Y es que relacionarse en las redes sociales no es sencillo.