Emprendedores

La presión de ser pobre en Navidad

Bread slices with different christmas themed holes

¿Estás en una situación económica difícil y te ha pillado la Navidad? La vida nunca es sencilla con poco o ningún dinero, y mucho menos en estas fechas… pero: ¿No se supone que la Navidad es una fecha para dar y compartir? ¿Por qué entonces ha de sentarnos mal la Navidad si no tenemos dinero?

La presión social. No es tanto la Navidad como la presión social que la rodea la que nos obliga a gastos que no podemos ni deberíamos ofrecer. Especialmente por la enorme variedad de objetos inútiles que hemos de adquirir: adornos, cenas, regalos… y todo ello debido a que, son adquirirlos, sólo demostramos amargura y poco amor por los nuestros.

¿Cómo revertir esa tendencia? No es sencillo ir en contra de la tendencia consumista de la Navidad, pues se ha ligado de manera indeleble a la Navidad con este derroche. Sin embargo es posible hacerlo, y sobrevivir a una Navidad con poco dinero.

El peor error: subirse al tren. Algo que, sin duda, no debes hacer es endeudarte para estar a tono con lo que se espera de ti. Es el momento en que la presión social vence a la cordura.

Cómo vencer la presión social. Lo que no deprime de una Navidad sin dinero es no dar a los que amamos una muestra de nuestro aprecio… pero si nos aman, basta con estar para ellos. No evadas el contacto por no poder darles algún regalo, y explica (con toda franqueza) tu situación cada vez que sea necesario.