Off topic

La reválida de Vettel

Team Red Bull F1, Sebastian Vettel, 2013

Este fin de semana comienza una nueva edición del campeonato de Fórmula Uno con el Gran Premio de Australia. Y no se trata de una edición cualquiera sino el inicio de una nueva era con los revolucionarios cambios introducidos por la FIA para hacer la competición más interesante y acabar con el monopolio de Red Bull.

Tampoco es un campeonato cualquiera para el campeón de los últimos años, Sebastian Vettel. A pesar de haber conquistado los últimos 4 campeonatos de forma consecutiva y aplastante( no todos, pero sí gran parte), muchas personas, dentro y fuera de los circuitos, no lo ven como un gran campeón acorde a sus títulos. No es un menosprecio hacia él ya que le consideran muy buen piloto pero no tanto para lo que ha conseguido. Estas críticas inciden en la superioridad técnica de Red Bull sobre el resto de escuderías gracias al trabajo, principalmente, de Adrian Newey. El genio de la aerodinámica diseñó coches ganadores desde el inicio del campeonato.

En los entrenamientos de pretemporada, Red Bull ha quedado por debajo de las expectativas. Muy por debajo en realidad. Al comenzar los tests de pretemporada de Fórmula 1,  los problemas se sucedieron. Problemas constantes con su motor Renault y de fiabilidad han lastrado las posibilidades de ser competitivos, al menos, en las primeras carreras del año. Los dias de entrenamientos se han pasado más tiempo en el garaje intentando solucionar sus problemas que rodando en la pista para poner el coche a punto. La imagen de Vettel empujando a su monoplaza al poco de salir del box vale más que que mil palabras para describir la situación del equipo energético. En los demás equipos se habla ya de que es prácticamente imposible que puedan remontar esta situación para volver a ser campeones poniendo en duda, incluso, de que puedan acabar la primera carrera.

Estamos ante una situación nueva. Comprobar si Vettel es capaz de ganar, carreras o el campeonato, con un coche inferior, o al menos no superior, al resto de sus rivales. Esa es la duda principal por la que no se considera a Vettel uno de los grandes con sus 4 títulos: ganar carreras sin tener un coche manifiestamente superior al resto.

Los cambios experimentados para esta nueva temporada son variados y determinantes.

  • Motores. Se abandonan los motores V8 atmosféricos y se sustituyen por los motores V de 6 cilindros y con turbo incorporado. La diferencia fundamental radica en que en el antigüo sistema los motores tenían como tope las 18.000 revoluciones por minuto y ahora será de un máximo de 15.000 revoluciones. Otra diferencia es que los motores podrán alcanzar un mayor potencial con menos revoluciones.
  • ERS. Este sistema de recuperación de energía sustituye al clásico KERS. El funcionamiento es, básicamente el mismo, pero con una mayor duración y potencia. Si el KERS proporcionaba unos 80 caballos extra durante 6,7 segundos por vuelta, con el ERS aumenta considerablemente. Se pasarán a 150 CV adicionales durante 33 segundos por vuelta. Una diferencia abismal.
  • Eficiencia. Aunque pueda sonar extraño, será una de las claves en un campeonato de velocidad que es lo que debiera ser la Fórmula Uno. Es una de las razones por las que se establece un límite inferior de gasto de combustible. 100 kg por carrera que suponen casi un tercio menos que en temporadas precedentes. Volveremos a ver coches abandonando las carreras por problemas de fiabilidad más a menudo.

Los que si están de enhorabuena son el equipo Mercedes de Hamilton y Rosberg. Ellos si han hecho los deberes y se presentan con gran ventaja al inicio del campeonato gracias a su mejor adaptación al nuevo reglamento. De Ferrari poco se puede decir salvo que tienen a Fernando Alonso y la fiabilidad por bandera, muy importante en este nuevo campeonato del mundo. Ya no cuentan con los entrenamientos ilimitados de los que disponían los equipos hace unos años y con los que se contruyó el legado de invencibilidad de Michael Shumacher. Las posibilidades de Fernando Alonso de ser campeón este año pasan por ese factor.

Siempre que hay un cambio de normas importante en la Fórumla 1 se dice que los pilotos más habilidosos y con mayor talento para entender esos cambios, saldrán favorecidos. Con eso cuenta Ferrari, con Fernando Alonso como escudo protector para su anquilosado pensamiento. Y mientras, Vettel afrontará su particular reválida para demostrar que puede ganar sin tener un coche mucho mejor que el de sus oponentes. Si no quiere no enseñarnos el dedo este año como acostumbra.