Sex and Life

La salida del armario de los famosos

at the Ellen Degeneres Star on the Hollywood Walk of Fame Ceremony, Hollywood, CA 09-04-12

La lucha por los derechos de los homosexuales no es algo nuevo ni reciente. Es un proceso muy largo que ha contado con muchos altibajos, decepciones, presiones y pasos atrás. Las reivindicaciones de los colectivos homosexuales se fundamentan en dos ejes: igualdad de derechos y visibilidad de sus miembros. Igualdad y reconocimiento como paso previo a la homologación como la tendencia heterosexual mayoritaria.

La reciente confesión pública de la magnífica actriz Ellen Page al reconocerse lesbiana supone una declaración de principios respecto al fomento de la visibilidad de este colectivo. El mundo del espectáculo, especialmente el cine, siempre ha sido más proclive a reconocer y respetar las diferencias sexuales entre sus miembros. Una sociedad más desarrollada como la actual va alejando, poco a poco, los prejuicios ante las opciones sexuales distintas a la mayoritaria. Estas salidas del armario de personas famosas sirven como incentivo y como ejemplo hacia aquéllas personas que sufren discriminación por su condición sexual. De hecho, tal como puedes ver en el artículo de blogbodas.com, hay cada vez más países en los que el matrimonio homosexual ya es legal.

Hay multitud de ejemplos de artistas y famosos que en los últimos años han reconocido abiertamente su sexualidad, rompiendo tabúes.

  • Ellen Degeneres. La actriz y presentadora fue una de las pioneras en declararse abiertamente lesbiana en los años 90. Su relación con la actriz Anne Heche fue la comidilla de Hollywood y supo aprovechar su fama para difundir un mensaje positivo a todos los homosexuales. Actualmente está casada con la actriz Porti de Rossi, conocidad por su papel en Ally Macbeal.
  • Jodie Foster. Le costó mucho más reconocerlo a la oscarizada actriz. Tras años de rumores se declaró públicamente lesbiana en los Globos de Oro de 2013.
  • Rupert Everett. El actor inglés no solo reconoció ser homosexual hace muchos años sino que, además, había recurrido a la prostitución para pagarse sus estudios. En algunas de sus películas interpreta a un gay, La Boda de mi mejor amigo por ejemplo, trasladando a la ficción su condición en la vida real.
  • Michael Stipe. El cantante de REM es un caso algo distinto porque no es homosexual. Es abiertamente bisexual. No se para a pensar mucho en su condición sexual ya que ha mantenido relaciones tanto con hombres como con mujeres. Un caso similar al del malogrado Freddie Mercury.
  • Alejandro Amenábar. El director español también es gay. Y como casi todo lo que ha hecho lo hizo de una manera discreta y sin levantar la voz.
  • David Hyde Pierce. El inolvidable hermano de Frasier en la serie televisiva del mismo nombre, Niles, es otro ejemplo más. Si su personaje en la serie parecía gay, y no lo era, ya sabemos la razón de que lo hiciera tan bien.

Ser gay ha sido sinónimo a lo largo de muchos años de ser discriminado. Tanto si eras un personaje famoso como anónimo, las discriminaciones han estado a la orden del día. Eran algo habitual. En el caso de personas anónimas las discriminaciones han empezado desde el colegio, suponiendo en algunos casos persecuciones y agresiones, verbales y físicas, que ha llevado a algunas personas a quitarse la vida. Muchas veces se acusa, con gran parte de razón, a los actores y actrices de vivir en otro mundo alejados completamente de la realidad. Y es cierto. Muchas veces ha sido así. Pero con estas salidas del armario y reconocimiento de su homosexualidad, estos personajes públicos ofrecen algo muy valioso a las personas que sufren discriminación: apoyo moral, reconocimiento y comprensión. Es mucho más de lo que ofrecen otros.