Emprendedores

La sede internacional del notariado en España

notario

La Ciudad Condal tendrá la primera conferencia de la Comisión de Asuntos Europeos de la Unión Internacional del Notariado, tras ser nombrada sede permanente de este organismo durante este año.

“La función pública de los notarios es servir a la sociedad y no lo podemos hacer sin una relación estrecha con las autoridades públicas”, afirmó el presidente de la Comisión de Asuntos europeos de la Unión Internacional del Notariado, el señor Mario Miccoli, durante la inauguración de la reunión de este organismo en Barcelona.

El consejero de Justicia de la Generalitat de Cataluña, Germà Gordó, profundizó en este sentido y matizó que la Notaria en Barcelona con la internacional “son el pilar en la resolución de conflictos mediante el arbitraje y la mediación” y que esta profesión están en constante evolución según las necesidades de la sociedad.

La celebración de este congreso en Barcelona con más de un centenar de notarios de 38 países distintos, es esencial para aunar esfuerzos en fortalecer la seguridad que el notariado da las relaciones jurídicas de derecho civil y comercial, derecho sucesorio, fiscal o internacional. Germà Gordó remarcó el vital papel de los notarios en con las nuevas tecnologías de cara garantizar mayor seguridad en todos los actos jurídicos, tanto internacionales como nacionales”.

El decano del Colegio Notarial de Cataluña y vicepresidente del Consejo General del Notariado, el señor Joan Carles Ollé, explicó que “el avance de la tecnología, con el consumidor como eje prioritario, el profundo proceso de modernización de la Justicia y la creciente complejidad de las relaciones jurídicas, sitúan la figura del notario en una nueva centralidad jurídica”.

Esta designación de Barcelona como sede del Notariado internacional  fue aprobado en Lituania el año pasado por unanimidad. La sede física será el Colegio Notarial de Cataluña. Por otra parte, la ciudad acogerá la Academia Notarial Europea que tiene la función de fomentar la formación de estos profesionales y el nexo con la comunidad científica y universitaria.

La Ciudad Condal pasa de esta manera a ser una de las tres ciudades en el ámbito del notariado europeo con Bruselas y Roma, sede de la Unión Internacional del Notariado.