General

La vida del hombre soltero

Depositphotos_19966181_original

Hay que reconocerlo. Casi nunca estamos conformes con nuestra situación sentimental: cuando tenemos pareja añoramos nuestra vida de soltero; cuando estamos solteros recordamos los buenos momentos con nuestras novias; si tenemos hijos echamos de menos la libertad de no tener que organizar todo por adelantado. La verdad es que cada momento y situación tienen cosas buenas y malas, así que hay que saber adaptarse y aprovechar lo mejor en cada situación.

Los hombres solteros trabajan para sólo para ellos mismos, sin tener que preocuparse de otras personas. Visto esto cada uno trabajará según sus posibilidades y necesidades. Si con el sueldo es suficiente para vivir a nuestra medida, no hace falta realizar horas extra o buscar otros ingresos. Podemos adaptarnos mejor a las circunstancias.

Un hombre sólo tiene oportunidades de ocio que no se presentan cuando estás en pareja o con niños. Si vivimos sólo podemos salir a tomar unas cervezas con amigos sin preocuparnos del reloj, podemos decidir salir a dar una excursión en coche y visitar algún amigo en una ciudad vecina. Si queremos salir de marcha y buscar gente nueva, nada nos lo impide. Si somos más tecnológicos existen muchas páginas en Internet que permiten conocer gente nueva que tenga nuestras mismas aficiones. Los viajes, en cambio, suelen estar preparados para dos personas por lo que viajar sólo puede ser más caro que hacerlo en pareja. Al no tener que rendir cuentas a nadie la improvisación se convierte en la regla general.

Un hombre sólo, necesita poco espacio para vivir por lo que podemos encontrar nuestra vivienda ideal a un precio menor que si buscamos algo más grande. Para encontrar estas casas existen muchos portales de Internet que nos ayudarán a seleccionar estemos donde estemos, si bien la decisión final siempre será una cuestión personal.

Si un hombre soltero desea dejar de serlo es sólo decisión suya. Cuando queramos buscar una pareja simplemente deberemos abrir nuestro circulo de amistades, buscar en otros sitios y, puede que nos interese apuntarnos a una página de encuentros.