Relaciones

Las novias del Príncipe Felipe

345d94l

En estos próximos días nos adentramos en una época de importantes cambios históricos que no dejan a nadie indiferente. A nadie. Ni a las instituciones del Estado, al mundo de la política, la prensa en general y la prensa rosa en particular. La abdicación del Rey Juan Carlos I abre un período de cambios y de incertidumbre que se une a un momento de crisis económica e institucional a todos los niveles que hacen más imprevistas las consecuencias.

La abdicación del Rey es una fórmula excepcional. De hecho, la última abdicación de un Rey en España fue en el año 1870. En este caso, la Reina Isabel II en favor de su hijo, Alfonso XII. Aunque oigan que el padre del todavía Rey abdicó en su favor, no es cierto. Solo los Reyes en ejercicio pueden abdicar y Don Juan nunca llegó a ser Rey. Lo que hacen es renunciar a sus derechos dinásticos. A pesar de que este debate puede ser apasionante, hoy vamos a centrarnos en un aspecto mucho más prosaico y superficial: las novias del Príncipe Felipe y futuro Felipe VI. Si es complicado empezar o mantener una relación siendo un personaje público, imagínense si la persona en cuestión va a heredar la Jefatura de Estado de un país.

No repasaremos todas ni los rumores de algunas relaciones atribuidas al Príncipe y futuro Rey, pero sí algunas de las novias más conocidas del futuro Felipe VI. Porque las relaciones de un personaje de la realeza son, en el fondo, iguales que las del resto de las personas y muy diferentes en la forma. No todos tenemos la suerte de poder impresionar a la chica que nos gusta con un viaje a Jordania o islas remotas. Como tampoco tenemos a guardaespaldas pendientes de nosotros las 24 horas del día. Existe el miedo al rechazo, las dificultades de la familia para aceptar a tu novia. Si es complicado en una familia normal, la dificultad se eleva cuando lo que se hereda es el liderazgo de un país y no una finca.

-Isabel Sartorius. La relación con la hija del marqués de Mariño ha sido la relación más importante atribuida al Príncipe Felipe en su juventud y antes de su matrimonio con Letizia Ortiz. Al menos en lo relativo a la cuestión de los sentimientos. La relación entre ambos duró casi 4 años a principos de la veintena del Príncipe a finales de los años 80. Guapa, rubia, de ojos azules y tres años mayor que el Príncipe. Un amor de juventud con mucha pasión que dejó magníficas imágenes de jornadas de mar entre ambos. Una relación no del todo bien vista en Zarzuela debido a que sus padres estaban divorciados. Con lo que ha llovido después. En cualquier caso, la relación se rompió al ir el Príncipe a Estados Unidos para estudiar un Master en la Universidad de Georgetown. A pesar de su origen y rango social, las relaciones a distancia tampoco son fáciles de llevar como le ocurriría a cualquier mortal.

-Gigi Howard. Como un estudiante Erasmus. Así debió de sentirse en Estados Unidos porque por muy Príncipe heredero que seas, la oportunidad de vivir y estudiar un año en el extranjero es muy estimulante. Sobre todo si no hay que preocuparse por el dinero y las chicas, literalmente, hacen cola detrás de ti. Una relajación en las costumbres y una libertad de la que no podía disfrutar en España hicieron el resto. Los paparazzi los perseguían a cada momento y testigo de ellos fueron las fotos de los dos juntos en la playa y el Príncipe llevándola en brazos. La querencia por el mar nuevamente.

-Eva Sannum. La modelo noruega fue la que estuvo más cerca de llevarlo al altar pero nuevamente las rancias costumbres de parte de la Casa Real, y de otros que no son miembros de la Casa Real pero más papistas que el Papa, impideron un enlace que parecía inminente tras su aparición pública en la boda del príncipe Haakon de noreuga con Mette Marit. Guapa, rubia, alta con más de 1.80m de estatura y con los ojos azules (el mismo patrón de Isabel Sartorius), sus fotos en lencería escandalizaron a los más conservadores que pensaban que una futura Reina de España no podía haber sido vista en ropa interior en repetidas ocasiones.

Y multitud de rumores de relaciones no confirmadas. Todo ello para desembocar en Letizia Ortiz, la futura Reina de España y tan “amiga” del periodista Jaime Peñafiel, el mismo que publicó hace unos meses un libro titulado El Rey no abdica. El poder de la imagen y de la televisión que hicieron al Príncipe fijarse en la presentadora del telediario de Televisión Española. Para que luego digan que la televisión no es importante en nuestras vidas.