Relaciones

Los amantes de Lindsay Lohan

MTV Movie Awards 2008 - Los Angeles,  CA

Muchas veces pensamos que con la llegada de la primavera nuestro universo hormonal y emocional se dispara con el buen tiempo. Pero en cualquier estación del año, existe un lugar al que asociamos inmediatamente con una imagen de glamour, desenfreno, sexo y lujuria. Ese lugar es Hollywood.

Un mundo artificial donde muchas veces lo más importante y destacable ocurre fuera de las cámaras, al alcance de tan solo unos pocos privilegiados. Lo que nos muestran en las pantallas, una parte de su mundo que nos dejan observar, son solo historias. Algunas muy bien contadas y filmadas pero solo son eso: historias. Lo oculto tras el telón, no es una historia: es la realidad de un mundo parelelo al que solo unos pocos tienen acceso. Y donde no son bienvenidos los testigos ajenos al espectáculo.

Esta semana se ha conocido, debido a una filtración, la supuesta lista de amantes de la actriz, venida a menos, Lindsay Lohan. Nada nuevo que no suceda habitualmente en la Meca del cine. Un mundo ya habituado de por sí a los cotilleos y los romances fugaces de todos con todos. Desde los tiempos grandes de Jack Nicholson, nada de lo que se cuente sobre las relaciones y promiscuidad de las estrellas de Hollywood puede llegar a sorprendernos. A pesar de eso, la lista de supuestos amantes, en algunos casos solamente encuentros ocasionales, no deja de causar sensación. Todos llevamos un cotilla dentro y si la persona en cuestión es famosa y atractiva, la imaginación vuela.

La supuesta lista, elaborada en una reunión de amigas en un hotel y plasmada en papel, es de lo más variada. La mayoría son del mundo del cine, estrellas o camino de convertirse en estrellas. Uno de los amantes más curiosos es Justin Timberlake: es muy posible que hablara mucho de él cuando salía de juerga con su ex Britney Spears. Simplemente para comparar o para ponerle verde. El fallecido Heath Ledger también aparece entre los amantes de Lohan aunque él no pueda desmentirlo al estar fallecido. Al igual que ella, con un largo historial de adicciones. Un nombre sorprendente es el de Joaquin Phoenix: fomarían, sin duda alguna, la pareja más desequilibrada del mundo del cine. Hay otros nombres muy conocidos: Orlando Bloom, Legolas en el Señor de los Anillos, el oscarizado actor Benicio del Toro, Zac Efron, la estrella emergente proveniente de la factoría Disney y el actor irlandés Colin Farrel, pillado hace unos años en un video casero porno.

Pero Lindsay Lohan no solo se fijaba en actores ya consagrados. Por ejemplo, también probó al actor Jamie Dornan, intérprete en la adaptación de la novela 50 Sombras de Grey, o el músico Guy Berryman, el bajista de Coldplay. Un grupo en el que su lider Chris Martin ha anunciado la separación de su mujer, la actriz Gwyneth Paltrow.

Estas historias nunca son fáciles de poder demostrar sobre todo si tenemos en cuenta el amplio historial de Lohan. Ingresos en prisión, borracheras continuas y problemas de adicción a toda clase de estupefacientes. Pero la realidad no va a estropear una buena historia. Las chicas malas y descocadas tienen un amplio seguimiento y siempre intentan hacer bueno el dicho: que hablen de tí, aunque sea bien. La prensa y el mundo de los tabloides encuentran en personas como Lohan un filón para sus noticias. Una especie de Mourinho del cine que siempre te proporciona titulares jugosos.

El paso de estrella infantil al cine adulto nunca fue fácil. Los problemas de Drew Barrymore siendo adolescente con las drogas y el alcohol son de sobra conocidos. Pero ella corrigió el rumbo a tiempo. Veremos si Lindsay Lohan es capaz de lo mismo o terminará convertida en otro juguete roto derrotado por la industria de los sueños.